Skip to Main Content
Have library access? Log in through your library
Lope pintado por sí mismo

Lope pintado por sí mismo: Mito e imagen del autor en la poesía de Lope de Vega Carpio

ANTONIO SÁNCHEZ JIMÉNEZ
Series: Monografías A
Copyright Date: 2006
Edition: NED - New edition
Published by: Boydell and Brewer,
Pages: 270
https://www.jstor.org/stable/10.7722/j.ctt9qdnsk
  • Cite this Item
  • Book Info
    Lope pintado por sí mismo
    Book Description:

    La obra poética de Lope de Vega se diferencia del resto de la producción del Siglo de Oro por una insistente singularidad: escenas y figuras de la vida del autor aparecen frecuentemente en sus poemas. La crítica y el público general ha respondido a esta característica desde una perspectiva post-romántica, considerando que Lope escribió con sinceridad e inspiración biográfica, impulsado por su apasionada vida personal. En este libro se analiza lo que los post-románticos consideran "sinceridad" como un recurso literario. Lope consigue una apariencia de sinceridad pero, de hecho, reaccionaba a los cambios de su entorno social y literario creando nuevas actitudes "biográficas". En su poesía amorosa y épica, su conocida vida amorosa le proporciona fama y reconocimiento. En el Isidro, se presenta como el genio defensor de lo castellano y español por antonomasia. En las Rimas sacras adopta la retórica religiosa de la época para contrarrestar el éxito de Góngora en los círculos cortesanos. Finalmente, en las Rimas de Tomé de Burguillos repasa irónicamente su carrera poética desde la perspectiva de un poeta inventado. Antonio Sánchez Jiménez es profesor de español en Miami University, Ohio.

    eISBN: 978-1-84615-486-7
    Subjects: Language & Literature

Table of Contents

  1. Front Matter
    (pp. i-iv)
  2. Table of Contents
    (pp. v-v)
  3. ÍNDICE DE ILUSTRACIONES
    (pp. vi-vi)
  4. AGRADECIMIENTOS
    (pp. vii-viii)
  5. 1 Introducción: imagen e imágenes de Lope
    (pp. 1-19)

    Al enfrentarse a la poesía de Félix Lope de Vega Carpio el lector medio de nuestros días tiende a preguntarse cada pocas estrofas si el autor está hablando de sí mismo. Ello se debe a que Lope utiliza generalmente un narrador en primera persona, que prefiere a otro tipo de narrador más discreto, en tercera persona, que la crítica suele denominar ‘omnisciente’. Este narrador adquiere una presencia abrumadora en todos los géneros poéticos en que escribió el Fénix: en la lírica amorosa, describe en detalle los sentimientos que el amor le despierta; en la lírica religiosa, traza su itinerario íntimo...

  6. 2 Castellano portugués. El poeta enamorado
    (pp. 20-79)

    Pocos críticos literarios contradecirían hoy en día la afirmación de Amado Alonso, pues a partir del triunfo del formalismo, la oposición a la interpretación biográfica se ha generalizado (López Grigera, pág. 181).¹ No obstante, este rechazo se apoya en ideas sobre la independencia del arte que sólo triunfaron en la segunda mitad del siglo xix.² De hecho, los lectores de siglos anteriores mostraban un gran interés al saber que cierta obra literaria podía representar personajes reales (Walbridge, pág. 15).³ Concretamente, en la España del Siglo de Oro el tipo de emoción ‘biográfica’ que describe tan vívidamente Amado Alonso constituía una...

  7. 3 La vega llana. El poeta del pueblo
    (pp. 80-132)

    Los críticos y lectores de hoy en día estamos acostumbrados a identificar a Lope con una serie de imágenes comúnmente aceptadas. El poeta madrileño es el ‘Fénix de los ingenios’—expresión que hemos venido utilizando en nuestro trabajo como sinónimo de ‘Lope’—, el ‘monstruo de la naturaleza’, la fértil ‘vega’, etc. (Profeti, ‘La “Vega” ’).² Estas calificaciones acarrean importantes connotaciones que se suelen asumir sin mayor reflexión, pero que retratan a Lope como un escritor genial, apasionado e intuitivo. Su obra recogería la verdadera inspiración del pueblo, hasta el punto de llegar a resumir admirablemente las características esenciales del...

  8. 4 Mea grandíssima culpa. El pecador arrepentido
    (pp. 133-181)

    Los estudiosos han venido declarando unánimemente que Lope de Vega sufrió una gran crisis religiosa en torno a 1611 (Carreño,El romancero, pág. 199; Rennert y Castro, pág. 197). La crisis se agravó en los años siguientes, con las muertes de Carlos Félix (1612), hijo del poeta, y de Juana de Guardo (1613), su segunda mujer. Ese año de 1611, el poeta le relataba al duque de Sessa sus prácticas ascéticas: ‘y yo me pego lindos çurriagazos todas las noches’ (Epistolario, vol. III, pág. 58).² Parece ser que esta crisis llevó al Fénix a ordenarse sacerdote, aunque su propia versión...

  9. 5 Autoparodia y desengaño
    (pp. 182-236)

    Durante los últimos años de su vida, Lope debió de pasar muchos momentos cercanos a la desesperación. Las muertes que azotaron a su familia durante la década de 1610 parecían haberse renovado, transformadas en una nueva ola de desgracias: su amada Marta de Nevares llevaba gravemente enferma, con accesos de locura, desde 1628, y finalmente murió en 1632 (Rennert y Castro, págs. 235–36); unos años después también murió su hijo Lope Félix del Carpio y Luján, en una expedición de pesca de perlas a la isla Margarita (Rennert y Castro, pág. 314); para rematar las cosas, un poderoso Don...

  10. 6 Conclusión: un entierro ‘de Lope’
    (pp. 237-242)

    Uno de los mayores méritos de laFama póstumaque escribió el gran amigo de Lope, Juan Pérez de Montalbán, es que incluye una narración detallada del impresionante entierro que los madrileños otorgaron al Fénix. El duque de Sessa, mecenas y amigo del autor, ejerció de albacea y pagó los gastos del multitudinario evento, al que asistió ‘todo el pueblo sin convidar a ninguno’ (pág. 97). De hecho, Montalbán afirma que ‘las calles estaban tan pobladas de gente que casi se embarazaba el paso al entierro, sin haber balcón ocioso, ventana desocupada ni coche vacío’ (pág. 97). La congregación de...

  11. OBRAS CITADAS
    (pp. 243-258)
  12. ÍNDICE GENERAL
    (pp. 259-262)
  13. Back Matter
    (pp. 263-263)