Formación de nación y educación

Formación de nación y educación

Alejandro Álvarez Gallego
Series: Educación
Copyright Date: 2010
Edition: 1
https://www.jstor.org/stable/j.ctt14bs5fc
  • Cite this Item
  • Book Info
    Formación de nación y educación
    Book Description:

    "El mérito del enfoque de este libro es el de ir más allá para observar cómo los intentos por generar una idea secularizada de la nacionalidad colombiana dieron lugar a la creación de nuevas disciplinas científicas que se instalaron en el currículo escolar. La geografía humana, la sociología, la arqueología y otras ciencias sociales adquirieron carta de naturaleza en el transcurso de esta primera mitad del siglo XX, instalándose de formas diversas en el currículo de las escuelas, de los colegios de enseñanza secundaria, en las instituciones que formaron a los docentes y en la universidad." Gabriela Ossenbach

    eISBN: 978-958-665-155-4
    Subjects: Education

Table of Contents

  1. Front Matter
    (pp. 1-6)
  2. Table of Contents
    (pp. 7-8)
  3. PRÓLOGO
    (pp. 9-14)
    Gabriela Ossenbach
  4. INTRODUCCIÓN
    (pp. 15-18)

    En este libro se presenta un mapa que permite distinguir y ubicar los principios y los procesos que caracterizaron las diferentes versiones del nacionalismo de la primera mitad del siglo XX en Colombia. A través del recorrido que haremos se podrá ver cómo nacionalismo y educación fueron dos asuntos íntimamente relacionados. La importancia de este trabajo consiste en la diferenciación de sus tendencias y en la ubicación de sus protagonistas con los matices que suelen obviarse. La mirada latinoamericana y mundial de estos procesos también es un aporte significativo que debe estimular los estudios comparados, tan escasos en nuestro medio....

  5. Capítulo I EL NACIONALISMO COMO ESTRATEGIA DEL PODER
    (pp. 19-26)

    El nacionalismo fue el modo de ser del poder que ordenó el devenir político, social e intelectual en colombia durante la primera mitad del siglo XX. Sus características hacían parte de un fenómeno que se extendía por todo el continente y gran parte del mundo. Estaba inscrito en un movimiento histórico más amplio relacionado con el proceso de institucionalización de los estados nacionales que comenzó en el siglo XIX. Este movimiento histórico va a desvanecerse después de la segunda guerra mundial, pero especialmente a partir de los años sesenta, cuando el capitalismo, en su forma globalizada, trascendió el problema de...

  6. Capítulo II SISTEMAS REFLEXIVOS Y METÓDICOS DE EDUCACIÓN ELABORAN EL PORVENIR: EL PAPEL DE LA ESCUELA EN LA FORMACIÓN DE LA NACIÓN
    (pp. 27-32)

    La formación del carácter nacional en la cultura de los pueblos fue definitivamente un asunto de la educación. Este parece ser ya un consenso generalizado entre antropólogos y psicólogos contemporáneos, tal como lo referencia Josefina Zoraida Vásquez (2000), citando a autores reconocidos como Margaret Mead, Ruth Benedict, eric ericsson y Frederick Hertz, o María del Mar del Pozo Andrés (2000), citando a Roy Lowe.

    Según estos autores, la historia de la educación contemporánea —desde finales del siglo XIX hasta mediados del XX— está ligada estrechamente con la historia de la identidad nacional. Los procesos de construcción de identidades colectivas que...

  7. Capítulo III UN PUEBLO QUE SE CONOCE A SÍ MISMO: EL PAPEL DE LAS CIENCIAS SOCIALES
    (pp. 33-42)

    El mapa mundial que se configuró desde finales del siglo XIX creó la necesidad de tener una imagen legítima de lo que significaba el nuevo orden social. Esta necesidad hizo que surgieran ciertos saberes sobre la relación entre el tiempo, el espacio y sus habitantes. En general, el nacionalismo de estos años se caracterizó por centrar su mirada intencionalmente en dichas relaciones.

    El interés de los intelectuales y políticos por los estudios científicos sobre la realidad, como condición para descifrar la existencia de la nación, provenía de la fe en el conocimiento científico que habían heredado de europa. Las ciencias...

  8. Capítulo IV CAPÍTULO IV LA COMPLETA LIBERACIÓN DE LAS NACIONALIDADES Y LOS PUEBLOS OPRIMIDOS: PRINCIPALES TENDENCIAS EN LATINOAMÉRICA
    (pp. 43-58)

    Ya dijimos que el fenómeno del nacionalismo tuvo características continentales. Para comprenderlo bien es necesario mirar entonces el contexto latinoamericano, y extraer de allí los elementos que ayuden a analizar la manera como se expresó en nuestro país.

    Desde finales del siglo XIX en América Latina se discutía acerca de cómo enfrentar la diversidad cultural que resultaba del encuentro de muchos pueblos con diferente grado de evolución, según se creía. En torno a esta realidad se distinguirían las diferentes posturas políticoideológicas y las diversas corrientes teóricas. El espectro se movía desde las posiciones más autoritarias, con gobiernos de facto, hasta...

  9. Capítulo V FUNDIR EN UN AMPLIO MOLDE EL ALMA NACIONAL: MOVIMIENTOS SOCIALES Y NACIONALISMO EN COLOMBIA
    (pp. 59-76)

    El movimiento nacionalista continental también se hizo fuerte como reacción a la presencia cada vez más generalizada de los intereses norteamericanos en la región. Estados Unidos se estaba convirtiendo en una potencia mundial y su injerencia política, económica y cultural se hacía manifiesta desde comienzos del siglo.

    En Colombia, la más grave afrenta cometida por Estados Unidos en plena expansión imperialista fue la toma de Panamá. La forma en que se apoderaron de este territorio dio cuenta exactamente de una intención provocadora enmarcada en el contexto de la afirmación de una nación sobre otra. El imperialismo en este caso hacía...

  10. Capítulo VI LOS ARTÍFICES DE UNA MEMORIA SOCIAL: LAS DOCTRINAS NACIONALISTAS EN COLOMBIA
    (pp. 77-138)

    Durante el período de estudio nos encontramos con un escenario en el que se cruzaron diferentes intereses y, por tanto, formas distintas de representarse el ideal de nación, de ese nosotros que cada tendencia imaginaba. La función social del nacionalismo sería la de ir configurando una memoria que garantizara la sensación de una certeza, la certeza de que éramos así, de que pertenecíamos a una estirpe, o a una tradición. Para eso sería necesario configurar una memoria social (Lechner, 2000: 6869). Pero el nacionalismo tuvo distintas expresiones, según la coyuntura histórica. Por eso no es tan sencillo hablar del nacionalismo...

  11. Capítulo VII EL NACIONALISMO ES COMPETENCIA IMPERIALISTA EN CONTRA DE LA CONDICIÓN HUMANA: LA DECADENCIA DEL NACIONALISMO
    (pp. 139-144)

    Pasada la segunda guerra mundial comenzaron a relativizarse los nacionalismos. Después de haber vivido el horror de la muerte a nombre de la supuesta superioridad de un pueblo sobre otro, se cuestionaron muchos de los principios que sobre la cultura se consideraban legítimos y que habían establecido el modo de gobernar hacia adentro y hacia fuera cada uno de los estados que ordenaban el mapamundi hasta entonces. Pero además el capitalismo también se reacomodó y las formas de acumulación encontraron nuevas condiciones para su reproducción.¹ De esa manera se comenzó a hablar de universalismo, y los valores que transgredían fronteras...

  12. CONCLUSIONES: APORTES A LA HISTORIA DEL NACIONALISMO
    (pp. 145-152)

    Hemos encontrado en el fenómeno del nacionalismo características comunes en todo el continente, ligado desde sus entrañas y en sus más íntimos propósitos con la educación y con la producción de un discurso sobre lo social.

    Más que una corriente ideológica, o que un movimiento político, el nacionalismo se descubrió como una época en la que coexistieron, pero también se enfrentaron, varias posturas políticas. Desde diferentes posiciones filosóficas, perspectivas ideológicas y principios teóricos sobre la naturaleza, el hombre y la sociedad, se confluyó en torno a la defensa de la nacionalidad. el nacionalismo se reveló con sus matices y en...

  13. BIBLIOGRAFÍA
    (pp. 153-160)