El crimen como realidad y representación

El crimen como realidad y representación: Contribución para una historia del presente

Fernando Escalante Gonzalbo
Copyright Date: 1111
Published by: Colegio de Mexico
https://www.jstor.org/stable/j.ctt14jxqqh
  • Cite this Item
  • Book Info
    El crimen como realidad y representación
    Book Description:

    El eje de este libro es la crisis de seguridad, porque es lo que se impone como eje del presente. Pero no es ni una crónica ni una explicación del crimen organizado, ni de la lucha contra el crimen organizado: es un análisis de los lenguajes en que se explican una cosa y otra. En esta obra hay tan sólo un intento de ver con un poco más de claridad lo que hay detrás de las palabras. Porque el nuevo lenguaje se impuso al mismo tiempo que se producía un aumento catastrófico de la violencia en el país, y no es aventurado suponer que la opacidad de ese lenguaje sea de algún modo parte del problema.

    eISBN: 978-607-462-494-6
    Subjects: Political Science

Table of Contents

  1. Front Matter
    (pp. 1-6)
  2. Table of Contents
    (pp. 7-8)
  3. PREFACIO
    (pp. 9-12)
  4. 1. NARCOTERRORISMO: PUESTA EN ESCENA
    (pp. 13-38)

    En uno de sus últimos libros,Credit and Blame,publicado en 2008, se refería Charles Tilly a los atentados del II de septiembre de 2001 y a las consecuencias que habían tenido en Estados Unidos y en el resto del mundo. Mencionaba allí un texto suyo, un documento de trabajo que había circulado en las semanas inmediatamente posteriores a los atentados, con una serie de conjeturas sobre lo que podría suceder en adelante. Siendo quien era, no resulta extraño que acertase prácticamente en todo. Llama la atención el único pronóstico fallido: decía Tilly, en 2001, que en el futuro se...

  5. 2. EL NUEVO LENGUAJE
    (pp. 39-68)

    Martes 20 de septiembre de 2011. Alrededor de las cinco de la tarde son abandonadas en una vía rápida en Boca del Río, en Veracruz, dos camionetas de carga con 35 cadáveres. Según los testimonios que recogió la prensa en esos días, llegaron juntos al menos cuatro vehículos con gente armada. Ocho o diez individuos bloquearon momentáneamente el acceso a ese tramo de calle mientras un grupo de otros cuatro o cinco dejaba las camionetas atravesadas a mitad de la avenida, tiraba algunos cadáveres, para ponerlos en exhibición, y dejaba a la vista una manta con un mensaje escrito.

    No...

  6. 3. DEFINICIONES, INDEFINICIONES: EL CRIMEN ORGANIZADO
    (pp. 69-112)

    Me he referido en las páginas anteriores sobre todo al lenguaje empleado por la prensa, los medios de comunicación, la clase política mexicana. No resulta más convincente el que usan muchos académicos, empresas de consultoría. En general, dominan variaciones más o menos insignificantes del mismo lenguaje técnico, explicaciones relativamente sencillas, estereotipadas, atractivas, que admiten elaboraciones narrativas muy sugerentes, y que cuadran bien con algunos de los estereotipos más crasos del sentido común del cambio de siglo.

    Aclaremos. Lo anterior no significa que el crimen organizado sea un problema imaginario, pero sí significa que hay una dimensión imaginaria del crimen organizado,...

  7. 4. ¿QUÉ SIGNIFICA “COMBATIR EL DELITO”?
    (pp. 113-150)

    En 2006, el último año de gobierno de Vicente Fox, el gasto en seguridad pública fue de 49461 millones de pesos, la Policía Federal tenía 12907 efectivos, la tasa nacional de homicidios fue de 9.9 casos por cada cien mil habitantes. En 2010 el gasto en seguridad fue de 89020 millones de pesos, la Policía Federal tenía 35464 efectivos, la tasa de homicidios fue de 22.9 por cada cien mil habitantes. Los cambios en la retórica, en las relaciones entre poderes, en la definición de la estrategia del Ejército, son más difíciles de medir, pero igualmente drásticos. Ese cambio es...

  8. 5. BAILE DE NÚMEROS: ALGUNAS DUDAS, ALGUNAS PREGUNTAS, ALGUNOS DATOS
    (pp. 151-202)

    En las páginas que siguen quiero analizar la construcción imaginaria del crimen organizado en México, a partir de su elaboración en el espacio público estadounidense, porque nuestra manera de mirar el problema, nuestra manera de conceptualizarlo, en aspectos fundamentales depende de la mirada norteamericana. Antes de comenzar, algunas consideraciones preliminares.

    Cualquiera que sea su realidad empírica, el crimen organizado es también una creación de los medios de comunicación: de la prensa, del cine, de la televisión, una creación más o menos azarosa del lenguaje periodístico, la literatura popular y el lenguaje político. O sea, es también una ficción. Algo hemos...

  9. 6. VÍSPERAS: EL MIEDO EN EL CAMBIO DE SIGLO
    (pp. 203-238)

    La guerra contra las drogas, después contra el narcotráfico, contra el crimen organizado, del presidente Felipe Calderón fue una novedad en México en todos los sentidos. Nunca en el pasado reciente había habido un despliegue de magnitud parecida de las fuerzas federales. Para encontrar un parangón tendríamos que remontarnos seguramente a la Cristiada. Tampoco había tenido nunca tanta importancia la política criminal, ni había sido central en el espacio público una retórica de “mano dura”, de “ley y orden”. Desde luego, la seguridad fue motivo de preocupación más o menos intensa y localizada en algunos periodos: en los años setenta...

  10. A MODO DE CONCLUSIÓN
    (pp. 239-242)

    Imagino que es inevitable, o casi inevitable, que se haga una lectura política de todo lo anterior, porque nombrar los hechos sociales tiene siempre implicaciones políticas. No me preocupa mayormente, porque pienso que así debe ser. Porque pienso que la sociología, como el resto de las ciencias sociales, tiene un lugar y una responsabilidad en el espacio público —que no tiene nada que ver con ninguna militancia, dicho sea de paso (y que a lo mejor es lo contrario de la militancia).

    En el origen remoto de este libro hay otro texto mío, más seco, más árido, que apareció publicado...

  11. BIBLIOGRAFÍA
    (pp. 243-255)
  12. Back Matter
    (pp. 256-256)