Sobre el viejo humanismo

Sobre el viejo humanismo: Exposición y defensa de una tradición

JAVIER GARCÍA GIBERT
Series: Estudios
Copyright Date: 2010
https://www.jstor.org/stable/j.ctt6wpsg6
  • Cite this Item
  • Book Info
    Sobre el viejo humanismo
    Book Description:

    Como reza su subtítulo, este libro se presenta como una «exposición» histórica de la tradición humanística y repasa los nombres y aportaciones más significativos que, desde la antigüedad clásica hasta la actualidad, han contribuido a construir, fijar o interpretar los rasgos esenciales del «viejo humanismo», una categoría que conviene distinguir de las concepciones más modernas o recientes, derivadas todas ellas del humanitarismo ilustrado. El lector encontrará una «defensa» de aquellos principios, tanto frente a los permanentes ataques anti-humanísticos que ha recibido a lo largo de la historia, como frente a los falsos amigos o malas interpretaciones que la tradición humanística —y el propio concepto de «humanismo»— soportan en la actualidad. Se trata, en definitiva, de un ensayo de amplio recorrido y no exento de interpretación, un texto que pretende levantar un análisis objetivo, aunque apasionado, de los hitos y los postulados que han ido conformando, no sólo filosófica y literariamente, sino también emocional y simbólicamente, aquella tradición.

    eISBN: 978-84-15817-61-1
    Subjects: History, Philosophy

Table of Contents

  1. Front Matter
    (pp. 1-6)
  2. Table of Contents
    (pp. 7-10)
  3. PRÓLOGO
    (pp. 11-16)
  4. Capítulo I LA SUSTANCIA GRIEGA
    (pp. 17-54)

    Grecia es el comienzo, la semilla, la materia prima sobre la que se elabora, con el concurso imprescindible de la admiración fecunda y consciente de Roma y de la tensa y pasional modulación cristiana, la tradición humanística. Como la cama que se construye ulises, labrada en el tronco ya plantado de un robusto olivo y alrededor de la cual erige su cámara, el humanista, tras los azarosos viajes del espíritu, siempre vuelve, como el héroe homérico, a querer descansar en ese lecho. Grecia no es la vuelta a la infancia, como decía Marx con la suficiencia complacida de un hombre...

  5. Capítulo 2 LA DECANTACIÓN ROMANA
    (pp. 55-96)

    De Grecia vino el saber a los latinos «assí como viene el arroyo de la fuente», decía Alfonso X el Sabio en suGeneral Estoria(Parte I, Libro VII, 34). La incuestionable verdad de este legado fue reconocida gustosamente por sus primeros beneficiarios. Los versos iniciales del Libro VI delDe rerum naturade Lucrecio lo dicen todo: «Atenas, de nombre glorioso, fue la primera que ofreció un día la semilla fructífera a los míseros mortales, les dio nueva vida y estableció leyes...». Estas palabras de mediados del siglo I a. de C. son la expresión de un sentimiento que...

  6. Capítulo 3 LA CATÁLISIS CRISTIANA
    (pp. 97-138)

    «Catálisis:transformación química motivada por cuerpos que al finalizar la reacción aparecen inalterados». Tal es la definición del Diccionario de la Real Academia Española. No puede expresarse mejor, en clave metafórica, el fenómeno que acabó produciéndose al mezclarse el cristianismo con la herencia grecolatina. La sustancia clásica no se alteró, pero toda ella quedó transformada en virtud de una desconocida —ycatalizadora— energía espiritual. El proceso —que no fue simple ni repentino y que requirió siglos de esfuerzo y gestación— es lo que marca, precisamente la tradición del viejo humanismo que en este libro consideramos. En los dos capítulos precedentes...

  7. Capítulo 4 LOS CIELOS DE DANTE
    (pp. 139-172)

    La noche del 24 de agosto del año 410 Alarico entra en Roma con sus godos y saquea la ciudad durante tres días y tres noches. Es sólo una fecha, y podía ser otra, pero en todo caso es el síntoma visible y más contundente de una paulatina descomposición política y cultural. Por esas mismas fechas, en la periferia oriental y occidental del desangrado imperio, Jerónimo y Agustín, en pleno proceso de producción intelectual, no pueden por menos que acusar el golpe. El irreductible temperamento religioso de Agustín lo encaja con sentido providencialista y, como él mismo afirma en sus...

  8. Capítulo 5 PETRARCA Y SUS ENEMIGOS
    (pp. 173-208)

    No vamos a referirnos en este capítulo al Petrarca poeta en lengua toscana, que tan enorme influencia iba a tener en la historia de la literatura occidental, sino al autor de una serie de obras latinas que lo han hecho ser considerado, con toda justicia, como el primer humanista moderno. Esta atribución no sólo se debe, como trataremos de ver en las páginas que siguen, al contenido formal de su obra sino, sobre todo, a una actitud emocional y una vocación existencial plenamente humanísticas, a una defensa sin cuartel de esta tradición (que él mismo contribuyó a implantar en la...

  9. Capítulo 6 LA VOZ RENACIENTE
    (pp. 209-256)

    De manera descriptiva, y al hilo mismo de su evolución, nos hemos referido en los anteriores capítulos a las bases y a los presupuestos de ese «viejo humanismo» que tratamos de rastrear en el presente libro. Ello nos exime de precisar algunos aspectos ya valorados de esa tradición, ahora que nuestro propósito es hacer un repaso a la espectacular eclosión de la misma en el Renacimiento. En nuestros comentarios sobre Dante y sobre Petrarca ya hemos visto el clima que fue desencadenando, paulatinamente, el advenimiento histórico de ese movimiento y la forma modélica e inaugural en la que Petrarca supo...

  10. Capítulo 7 LOS AGENTES DE LA DISOLUCIÓN
    (pp. 257-310)

    Hacia 1558 Pieter Brueghel pinta un cuadro sobre la caída de Ícaro (que hoy se encuentra en los Museos Reales de Bellas Artes de Bruselas). El mito en cuestión era uno de los más conocidos de la tradición clásica, y ovidio había relatado con su habitual pericia en lasMetamorfosis(VIII, vs. 182-235) ese trágico vuelo del hijo de Dédalo que, desoyendo sus consejos y movido por el gozo inconsciente y por la ambición, deja la estela de su padre y se remonta demasiado alto, pero el sol derrite sus alas de cera haciendo que caiga y se ahogue en...

  11. Capítulo 8 DEL VIEJO HUMANISMO AL HUMANITARISMO ILUSTRADO
    (pp. 311-364)

    En la larga y compleja historia del viejo humanismo el advenimiento de la ilustración y el Siglo de las Luces supone un capítulo muy delicado que merece examinarse con la atención debida. A juicio de muchos, el siglo XVIII supone el relevo o la evolución natural del anterior humanismo, pero cabría decir que en esa transición hubo tanto de desvío y de alejamiento de los presupuestos tradicionales que podría concebirse como el inicio de una trayectoria bien diferente, o incluso como un crimen de lesa traición respecto de aquéllos. Bien significativo es a este respecto el Discurso Preliminar de D’Alembert...

  12. Capítulo 9 LAS MODERNAS ESCISIONES: HOMBRES Y MASAS, VIDA Y CULTURA
    (pp. 365-408)

    Con todos los peligros y las deficiencias de las grandes ideaciones sobre la Historia,La decadencia de Occidente(1918-1922) del alemán Oswald Spengler tuvo también grandes virtudes, y puede además servirnos para situar la caracterización global del siglo XIX en la relación a la cultura humanística. Ya en el largo capítulo introductorio Spengler diferenciaba entre «civilización» y «cultura», considerando que la civilización es el final —o el destino— inevitable de toda cultura y también el síntoma mismo de su acabamiento. Las culturas tienen una dimensión sagrada y simbólica y apuntan siempre a una unidad integradora, mientras que las civilizaciones a...

  13. Capítulo 10 LA TRAGEDIA DEL SINSENTIDO
    (pp. 409-458)

    La concentración de energía creadora y de análisis crítico sobre la sociedad que se produjo en el lapso de los cuatro lustros transcurridos desde el final de la Primera Guerra Mundial, en 1919, hasta el comienzo de la Segunda, en 1939, no ha tenido parangón en la Europa moderna. Asombra en verdad la nómina —y la envergadura— de los creadores literarios de esos veinte años que alumbraron las obras decisivas de los grandes poetas europeos del siglo (Rilke, Pessoa, Eliot, Pound, Yeats, Auden, Kavafis, Ungaretti, Eluard..., y en España los libros más significativos de Cernuda, Aleixandre o García Lorca), y...

  14. ÍNDICE ONOMÁSTICO
    (pp. 459-468)
  15. Back Matter
    (pp. 469-469)