El Señorío de Vizcaya

El Señorío de Vizcaya: Nobles y fueros (c. 1452-1727)

JUAN JOSÉ LABORDA
Series: Estudios
Copyright Date: 2013
https://www.jstor.org/stable/j.ctt6wpskn
  • Cite this Item
  • Book Info
    El Señorío de Vizcaya
    Book Description:

    Este libro sostiene una interpretación nueva de la historia de Vizcaya. Una comunidad de hidalgos, que entró en la Edad Moderna al organizarse con el Fuero de 1452 el Señorío de Vizcaya, iniciaría una trayectoria singular en el Reino de Castilla. En 1526, con la Monarquía hispánica del emperador Carlos V, la reforma del Fuero supuso la consagración de la hidalguía universal para sus habitantes. Esa particularidad jurídica, social y económica, que será una excepción en Europa, condicionará políticamente la existencia del Señorío durante los tres siglos de este relato. Las guerras banderizas, y la revuelta de 1718, son los dos hechos violentos que se sitúan en ambos extremos temporales. Ese período se puede denominar «la edad clásica foral», y la «plenitud del Señorío» se puede aplicar a los años (1680-1727) en los que la ría de Bilbao aseguró la supremacía comercial de los nobles vizcaínos.

    eISBN: 978-84-15817-75-8
    Subjects: History

Table of Contents

  1. Front Matter
    (pp. 1-8)
  2. Table of Contents
    (pp. 9-14)
  3. NOTA PRELIMINAR
    (pp. 15-18)
  4. PRIMERA PARTE

    • Capítulo I GEOGRAFÍA HISTÓRICA
      (pp. 21-28)

      En un lugar de la mar, a unas doce millas de la desembocadura de la ría de Bilbao, los ojos de los marinos han contemplado durante siglos el arco de costa que va desde el monte de Santoña hasta el cabo de Machichaco. Este último accidente geográfico, que en todas las cartas antiguas aparece más grande de lo que es, impide seguir viendo la costa vizcaína; quedan ocultos por él desde Bermeo y la ría de Guernica hasta la villa de Ondárroa, en los límites con la provincia de Guipúzcoa. Si el día es muy claro se perfila con nitidez...

    • Capítulo II TIEMPOS CLIMÁTICOS
      (pp. 29-42)

      El tiempo climático en Vizcaya, entre los treinta últimos años del siglo XVII y los treinta del inicio del XVIII, se presenta como un hecho histórico. No sólo porque las temperaturas y el régimen de las lluvias fueron distintos a los actuales, sino porque los acontecimientos climatológicos influyeron en la vida de los vizcaínos. Obviamente, la amplitud geográfica de ese hecho está registrada para Europa occidental y central. Con alrededor de 2.800 kilómetros cuadrados de superficie, 80 kilómetros de costa y unos 56 entre Bermeo, en el Norte, y Ochandiano, en el límite meridional, el Señorío de Vizcaya fue sólo...

    • Capítulo III POBLACIÓN Y FAMILIAS
      (pp. 43-82)

      Los sucesos narrados se insertan dentro de la «crisis general del siglo XVII»¹. Michel Morineau ha situado el conocimiento del «siglo de hierro» en unas coordenadas aún más amplias y complejas que las del fecundo debate entre E. J. Hobsbawn, H. R. Trevor-Roper y R. Mousnier².

      Lafogueraciónde 1704 es el recuento de las unidades tributarias de referencia para estos años. Fernández de Pinedo fue el primero que convirtió lasfoguerasa vecinos (1 fuego eran 1,19 vecinos) y de éstos a habitantes, de acuerdo con los coeficientes aplicados por la demografía histórica³. Este autor calcula que en 1704...

    • Capítulo IV EL NACIMIENTO DE UN SEÑORÍO
      (pp. 83-206)

      El territorio de Vizcaya, situado junto a la frontera inestable entre Castilla y Navarra, de ser un condado o señorío de las principales familias aristocráticas de la época, pasará a integrarse en el mayorazgo de la Corona castellana, con la dinastía Trastámara¹. Las pugnas entre la nobleza y la monarquía castellana no terminan con la guerra civil entre el rey don Pedro I y su hermanastro bastardo, Enrique II, quien asesinará al monarca en Montiel, el 23 de marzo de 1369². Con altibajos, la violencia y la guerra civil serán frecuentes hasta el reinado de los Reyes Católicos. También los...

  5. SEGUNDA PARTE

    • Capítulo V EL PODER DEL SOBERANO CONTRA LA PLENITUD DEL SEÑORÍO (1680-1700)
      (pp. 209-328)

      1680 es una fecha de consenso entre historiadores, ha escrito recientemente Alfredo Alvar Ezquerra¹. Recuerda Alvar que fue Albert Girard el primero en señalar ese año como el de la inflexión en la coyuntura económica del siglo xvii, con su clásico trabajo de 1932 sobre el comercio francés en el sur de España durante los Austrias². Cádiz era una plaza significativa de aquella globalización: anudaba la red de los mercados europeos, americanos y asiáticos en las dos últimas décadas del Siglo de Hierro³. De la recesión se fue saliendo, a partir de entonces, con oscilaciones, y en plazas como Cádiz,...

    • Capítulo VI VIZCAYA DURANTE LA GUERRA DE SUCESIÓN (1701-1714)
      (pp. 329-430)

      Felipe de Borbón, el 4 de diciembre de 1700, inició su viaje para ser proclamado rey de España. Durante el trayecto de Versalles a la frontera del Bidasoa, el nieto de Luis XIV de Francia cumplió, el 19 de diciembre, su decimoséptimo aniversario. Al llegar a Bayona a mediados del mes de enero de 1701, el futuro Felipe V recibió por primera vez a una representación de los súbditos de su próximo reino. El duque de Osuna se encargó de presentar a los gentilhombres españoles. Era el que mayor rango ostentaba entre los cuatro grandes que habían llegado desde la...

    • Capítulo VII EL COMERCIO INTERNACIONAL DE LOS VIZCAÍNOS (1700-1730)
      (pp. 431-462)

      La instalación de la Factoría de la Renta del Tabaco en Bilbao fue precedida por la creación de un dispositivo de unidades equivalentes en Guipúzcoa, Álava y Navarra. La Renta desplegaba un segundo cordón para contener el fraude que procedía de Vizcaya.

      Desde diciembre de 1713, un sistema parecido había sido introducido en San Sebastián¹. En abril de 1714, la Junta de la Provincia de Álava ofrecía alguna resistencia a los intentos de la Renta para incluir allí una judicatura de contrabando, con su correspondiente «cuerpo de guardias», y la misión específica de impedir los fraudes con el tabaco. La...

    • Capítulo VIII LA REVUELTA DE SEPTIEMBRE DE 1718
      (pp. 463-534)

      «Una tradición de protestas» fue una de las «precondiciones » más importantes para explicar la génesis de una revuelta, opinó John H. Elliott en un libro notable¹.

      Pero esa «tradición de protestas» no significa que la sociedad vizcaína fuese una sociedad violenta o que estuviese condicionada por la inestabilidad de constantes amenazas. Vizcaya se había configurado como comunidad política con el Derecho, con las leyes forales y las de la monarquía, y, como escribió J. W. Smit, «una comunidad política en funcionamiento es por fuerza una comunidad moral, con unas estructuras de autoridad y unas normas de legitimidad que por...

  6. TERCERA PARTE

    • Capítulo IX EL FINAL DE LA EDAD CLÁSICA FORAL
      (pp. 537-574)

      La enorme violencia de los días de la revuelta precipitó el fin de un largo período histórico que me atrevo a calificar de «edad clásica foral». Sus rasgos definitorios están descritos en su complejidad a lo largo de este estudio, aunque hay tres cuya declinación señala el término de una época.

      El primero, la desaparición de la dominación de los descendientes de los parientes mayores, concretada en la expropiación del preboste de Bilbao, y todo lo que significó, por ejemplo, la extinción de un poder carismático ocasionado por la formalización foral de la nobleza provincial.

      En segundo lugar, esta misma...

  7. EPÍLOGO
    (pp. 575-586)

    Antes de pasar a justificar la unidad temporal que encuentro en la historia de Vizcaya, durante lo que califico «la edad clásica foral», diré algo sobre la inexistencia de una «idea o noción del progreso histórico». El ensayo de Erich Kahler, varias veces invocado en las páginas anteriores, ha sido muy inspirador. Hasta que no llegaron los tiempos de la Ilustración, es decir posteriores al final de este relato, salvo algunos adelantados a su tiempo, la mayoría de los europeos admitía «la visión cíclica de los acontecimientos, la creencia en la eterna recurrencia de los sucesos»¹. La lectura de documentos...

  8. GLOSARIO
    (pp. 587-596)
  9. ANEXO
    (pp. 597-766)
  10. FUENTES Y BIBLIOGRAFÍA
    (pp. 767-808)
  11. ÍNDICE ANALÍTICO
    (pp. 809-836)