El papado y la guerra de sucesión española

El papado y la guerra de sucesión española

DAVID MARTÍN MARCOS
Prólogo de Luis Ribot
Series: Estudios
Copyright Date: 2011
https://www.jstor.org/stable/j.ctt6wpszz
  • Cite this Item
  • Book Info
    El papado y la guerra de sucesión española
    Book Description:

    Al término de la Guerra de los Treinta Años, la Santa Sede sufrió una profunda crisis que acabó con la centralidad que hasta entonces había disfrutado en la escena política internacional. En los tratados de paz que siguieron al conflicto la razón de Estado se impuso al factor religioso como base de la negociación diplomática y el ideal católico del Papado como eje director de Europa quedó relegado a un segundo plano. No fue hasta 1700 en que la crisis dinástica de la Monarquía de España brindó al papa Clemente XI la posibilidad de revertir esta situación y convertirse en Padre Común en una contienda en la que sus «hijos», tanto el archiduque Carlos como Felipe V, procuraban su reconocimiento para convertirse en el verdadero «Rey Católico». Esta obra indaga en las razones del fracaso de la empresa pontificia en la Guerra de Sucesión española y demuestra el creciente distanciamiento entre los postulados de la Sede Apostólica y los de una Europa en la que la religión estaba cada vez más lejos de ser un elemento determinante en el orden internacional.

    eISBN: 978-84-15817-67-3
    Subjects: History, Religion

Table of Contents

  1. Front Matter
    (pp. 1-8)
  2. Table of Contents
    (pp. 9-10)
  3. PRÓLOGO
    (pp. 11-16)
    Luis Ribot
  4. ABREVIATURAS
    (pp. 17-18)
  5. INTRODUCCIÓN
    (pp. 19-28)

    La frontera que separa el poder terrenal del espiritual casi siempre ha sido para el Papado borrosa y permeable. Quizás durante los primeros años del cristianismo, en que los emperadores romanos fueronpontifices maximi,la Iglesia no contempló entre sus aspiraciones hacerse un hueco en los asuntos seculares, pero pronto inició un camino ascendente que le llevó de la arena del Coliseo a la cúspide de la sociedad romana. En el siglo IV, gracias a la tolerancia religiosa promulgada por Constantino I, fue gestándose una profunda implicación imperial en los asuntos eclesiásticos y un manifiesto compromiso político de la Iglesia...

  6. Capítulo I EL PAPADO ANTE EL ESTALLIDO DEL CONFLICTO
    (pp. 29-82)

    Cuando en 1665 falleció Felipe IV y su hijo Carlos, de cuatro años de edad, pasó a ser el nuevo rey de España, fueron muchas las voces que auguraron su muerte sin sucesión en poco tiempo. Carlos II era entonces un niño de muy mala salud, que casi no era capaz de tenerse en pie y la imagen que ofreció durante sus primeras apariciones públicas no se correspondió con la de un soberano que habría de garantizar la continuidad de la Monarquía. En su proclamación como rey de Castilla tuvo que ser presentado sentado en una silla, protegido con almohadones...

  7. Capítulo II LA GUERRA EN ITALIA
    (pp. 83-152)

    La llegada de las tropas imperiales a las riberas del Adigio y del Po en la primera mitad de 1701 confirmó el fracaso de la mediación pontificia pero no erosionó el ánimo de Clemente XI. En noviembre de ese mismo año dio a conocer un nuevo plan para recuperar su supuesta posición arbitral. Pretendía enviar nuncios extraordinarios a las Cortes de Madrid, París y Viena con el objeto de promover la paz entre las Casas de Habsburgo y Borbón ¹. Aunque la propuesta era arriesgada y contaba, en opinión de sus contemporáneos, con escasas posibilidades de éxito, en la Curia...

  8. Capítulo III EL SINUOSO CAMINO HACIA LA PAZ
    (pp. 153-192)

    Tras la capitulación de Clemente XI, se extendió en Roma la idea de que los españoles, debido al histórico respeto de sus soberanos hacia los pontífices, jamás actuarían en contra de la Santa Sede:

    «. .. ha radicado en esta Corte —escribía el duque de Uceda— la crehencia de que en España no se obrará cosa que no sea con una total subordinación a Roma, y por cuio motibo, ha mucho de lo presente ha fazilitado el que miran nuestras cosas como quien las ha zedido a la potestad Pontificia, de cuia esclavitud ya no podemos salir, y que el...

  9. Capítulo IV UN ASUNTO PENDIENTE
    (pp. 193-222)

    En ocasiones se ha señalado que la expeditiva reacción de Felipe V tras el reconocimiento fue recibida en Roma con escepticismo y asombro ¹. Pero lo cierto es que en los primeros años de su reinado ya se habían gestado motivos suficientes para dar cabida a un movimiento de tal calado. Tanto la actitud dudosa y controvertida de la Santa Sede en Nápoles como su forzado y progresivo acercamiento a Carlos III habían conformado un cúmulo de recelos en el bando borbónico que, unido a las continuas disputas de carácter regalista en el ámbito interno de la Monarquía, había hecho...

  10. Capítulo V BALANCE DE UNA EMPRESA IMPOSIBLE
    (pp. 223-234)

    La actuación de la Santa Sede en la Guerra de Sucesión española se saldó con un sonoro fracaso. El Papado, de la mano de Clemente XI, entró en el conflicto con el objetivo de poner en práctica toda una serie de ideales que se habían ido fraguando desde hacía cincuenta años. Pero salió de él completamente despojado de las cualidades que muchos de los miembros de la Curia Romana le habían atribuido. Aunque el celantismo, un movimiento ideológico que abogaba desde la segunda mitad del siglo XVII por un papel activo de la diplomacia pontificia en la política internacional, ocupó...

  11. EPÍLOGO
    (pp. 235-236)

    En 1717, cuando las controversias entre la Santa Sede y la Monarquía de Felipe V ya habían concluido y la Guerra de Sucesión española era sólo un recuerdo, muy pocos fueron los que confiaron en que la nueva estabilidad pudiese ser duradera. En Roma, cuando se conoció la noticia del ajustamiento, la reacción del papa, como haría notar Paulucci a Aldrovandi, no pudo ser más adversa:

    « No sin un ápice de estupor ha Nuestro Señor reconocido del último Despacho de Vuestra Ilustrísima Señoría en fecha de 18 pasado cuán poco del negocio a usted encomendado ya sea conforme a...

  12. BIBLIOGRAFÍA
    (pp. 237-246)
  13. ÍNDICE ONOMÁSTICO
    (pp. 247-252)
  14. Back Matter
    (pp. 253-253)