El muro de Berlin

El muro de Berlin: Final de una época histórica

DIONISIO GARZÓN
Series: Estudios
Copyright Date: 2013
https://www.jstor.org/stable/j.ctt6wpt6s
  • Cite this Item
  • Book Info
    El muro de Berlin
    Book Description:

    Berlín, en comparación con otras capitales de Europa, es una ciudad relativamente moderna, de algo más de 750 años. En su «corta» historia, ha sido una ciudad dinámica y cambiante, reflejo, como promotora y víctima, de las perturbaciones políticas que han sacudido la época moderna europea e internacional. El 13 de agosto de 1961, los berlineses se despertaron con la ciudad dividida en dos zonas por alambradas de púas, adoquines y hormigón, un muro que durante más de veintiocho años dividió a la ciudad y que fue símbolo de las tensiones en la época de la Guerra Fría, que concluyó cuando el muro fue derruido. En tiempos de aviación, misiles y artillería de gran alcance, de radio, de televisión y de líneas telefónicas, un muro, que pretende dividir y aislar comunidades humanas como las murallas de las ciudades medievales, parece un anacronismo inútil. Sin embargo, fue eficaz y desgarró una ciudad, creando múltiples tensiones internacionales y graves problemas humanos y familiares. Pero un día de noviembre de 1989, de forma inesperada, sin tiros, sin violencia, cayó.

    eISBN: 978-84-15817-78-9
    Subjects: History, Political Science

Table of Contents

  1. Front Matter
    (pp. 1-6)
  2. Table of Contents
    (pp. 7-8)
  3. Prólogo
    (pp. 9-10)
  4. Introducción. Berlín, capital del imperio de los mil años
    (pp. 11-14)

    En el año 2008 se abrió al público en Berlín, en un local céntrico no lejos de la Puerta de Brandeburgo, una exposición, «Germania» en la que se presentaban las maquetas de majestuosas edificaciones con que se proyectaba remodelar todo el amplio centro de la ciudad en los comienzos de la era hitleriana. Una gran avenida de cinco kilómetros de Este a Oeste y otra de Norte a Sur y un complejo de calzadas intermedias. En sus aceras un equilibrado conjunto de grandiosos edificios gubernamentales, administrativos, culturales y hoteleros. Se quería superar en grandiosidad y belleza los centros arquitectónicos mundiales:...

  5. Primera Parte PRECEDENTES HISTÓRICOS DEL MURO

    • 1 Moscú y Washington se disputan Berlín
      (pp. 17-62)

      Antes de concluir la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), los dirigentes de las potencias aliadas (Unión Soviética, Estados Unidos, Gran Bretaña...) empezaron a plantearse el futuro de una Alemania vencida en el contexto europeo e internacional.

      ¿Cómo afrontar el futuro político, administrativo, militar de ese país? Había que impedir que esa potente nación, en el centro de Europa, fuese un peligro económico por razón de su potencia industrial. Y había que impedir que fuera un peligro político, con ideología radical, capaz de iniciar guerras de agresión.

      En varias conferencias internacionales se afrontó el tema. En la Conferencia de Teherán (hoy capital...

  6. segunda Parte BERLÍN DIVIDIDO

    • 2 El primer muro
      (pp. 65-84)

      El año 1948 marcó en Berlín una etapa de grave confrontación entre las potencias occidentales y la Unión Soviética. Berlín volvió a ser el punto candente de esa rivalidad y podemos decir que fue el año del «primer muro». Profunda causa era el intento por parte de los soviéticos de dominar «todo Berlín». Y, en el fondo, querían también evitar así la previsible formación de un Estado occidental alemán (lo que después sería la República Federal de Alemania).

      El primer incidente, breve pero tenso, fue en torno a la reforma monetaria. Dada la creciente pérdida de valor del marco alemán...

    • 3 «Nadie tiene la intención de construir un muro»
      (pp. 85-90)

      El 15 de junio de 1961, Walter Ulbricht, presidente del Consejo de Estado de la República Democrática Alemana, en una conferencia internacional de prensa, contestando a una pregunta de la periodista Anne Marie Doherr, corresponsal del periódicoFrankfurter Rundschau,sobre unas obras de refuerzo en torno a la puerta de Brandeburgo, declaró:

      «Entiendo su pregunta como que hay hombres en Alemania del Oeste que desearían que movilizáramos a los trabajadores de la construcción de la capital de la RDA para erigir un muro. No conozco la existencia de tales motivaciones, pues la mayor parte de los obreros de nuestra ciudad...

    • 4 El muro se construye
      (pp. 91-124)

      No habían transcurrido dos meses desde esa solemne declaración de Ulbricht antes citada y el 13 de agosto de ese mismo año 1961 (era un domingo), a primeras horas de la mañana, sin previo aviso y de forma inesperada pero con gran eficacia, comenzó la construcción del muro. Se ejecutaba en todos sus detalles la llamada «Operación rosa».

      Los berlineses apenas se enteraron porque estaban durmiendo, pero las autoridades habían pensado que ese día de la semana los obreros no estaban en las fábricas o centros de trabajo y sería más difícil que hicieran manifestaciones o se concentraran o hicieran...

    • 5 Veintiocho años a la sombra de un muro
      (pp. 125-152)

      No es necesario un estudio psicológico para comprender el desgarro interno que supuso en la vida de millones de berlineses la súbita aparición del muro y los efectos en su vida personal, familiar y profesional, así como la forzosa adaptación a ese nuevo entorno ciudadano: cambios en transportes públicos, disminución de actividades, transformación de barrios enteros.

      La primera fase después de la construcción del muro fue tensa y dramática. Las obras inmediatamente iniciadas incluían, a lo largo de muchos kilómetros, tramos de líneas ferroviarias, cursos de ríos, avenidas... y hasta afectaban directamente a edificios de viviendas cuyas fachadas se encontraban...

    • 6 El muro durará cien años
      (pp. 153-156)

      El 19 de enero de 1989, Erich Honecker, presidente del Consejo de Estado, en una intervención pública hizo grandes elogios de las aportaciones positivas de la República Democrática Alemana en el mundo internacional, entre otras, la construcción del muro antifascista en 1961 que estabilizó la situación en Europa y la paz fue recuperada.

      Atacó duramente la hipocresía de los gobiernos occidentales que pisoteaban los derechos humanos en sus propios países y concluyó su intervencióncon una profecía:

      «Sin la activa cooperación de la República Democrática, sin su expreso deseo de lograr un compromiso, en la reunión de Viena, no se...

    • 7 La caída del muro
      (pp. 157-178)

      El 18 de octubre de 1989 Egon Krenz tomó el poder sustituyendo a Honecker. Algunos lo consideraban más flexible que su antecesor y habló de reformas y de cambios (Wende). Pero no mostró gran personalidad y, en realidad, era un miembro de la vieja escuela y no estaba abierto a las nuevas corrientes de Moscú. Ni Kohl ni Gorbachov lo estimaban mucho y lo consideraban un personaje de transición.

      En Berlín se decía: ¿cuál es la diferencia entre Krenz y Honecker? Que a Krenz no le han quitado la vesícula biliar (Honecker había tenido una intervención quirúrgica).

      Duró en su...

    • 8 Berlín ayer y hoy
      (pp. 179-182)

      Berlín, en cuanto capitalidad de una gran nación, parece haber sido una ciudad itinerante en su devenir y en la geografía. Los vientos potentes de la historia la han ido empujando y, de modo casi insensible pero imparable, ha ido cambiando de lugar como esas grandes dunas en los desiertos o en grandes playas.

      En el siglo xIII, al borde del río Spree, en lo que es hoy isla de los museos, existieron dos pequeñas aldeas: Berlín y Cölln en las que se asentaban artesanos y comerciantes. La primera mención en fuentes escritas de ambas aldeas data de 1237. Gracias...

  7. Epílogo
    (pp. 183-184)

    El muro de Berlín fue erigido, por sorpresa —de modo provisional pero rápido y efectivo— en una noche: las primeras horas nocturnas del 13 de agosto de 1961. Los berlineses dormían y no se enteraron.

    A lo largo de un día no laboral, en principio con poco tráfico —a propósito se había elegido un domingo— se fueron sorprendiendo ante la realidad de una separación que les era impuesta.

    Después irían sintiendo, con la fortificación de las obras, desgarros familiares, limitaciones profesionales y la sangre humana que manchaba ese muro por las personas muertas a tiros o por accidente al intentar...

  8. Bibliografía
    (pp. 185-186)
  9. Cronología
    (pp. 187-190)
  10. Anexo
    (pp. 191-192)
  11. Índice onomástico
    (pp. 193-196)