Esperando a los árabes

Esperando a los árabes: Los visigodos en Hispania (507-711)

JAVIER ARCE
Series: Estudios
Copyright Date: 2011
https://www.jstor.org/stable/j.ctt6wptxx
  • Cite this Item
  • Book Info
    Esperando a los árabes
    Book Description:

    El propósito de este libro no es presentar una historia de la España visigoda, sino tratar de acercar al lector a las experiencias de la sociedad de ese período histórico (que abarca los siglos VI y VII), sus problemas, sus obligaciones, sus miedos (raramente, según se desprende de la documentación, sus alegrías), sus modos de ser, sus modos de comunicación y cultura, así como sus formas de poder, el origen y fundamento de la realeza, su capacidad coercitiva, sus recursos, su capacidad para enfrentarse a la guerra y a la defensa y las formas de gobierno. El estudio de este período permite conocer cómo gobernó la Iglesia, cómo gestionó, con plenos poderes, la política, la sociedad, el poder real, las costumbres y hasta la economía, porque Iglesia y Estado estaban inextricablemente unidos. Éste es un período que no fue ni esplendoroso ni brillante, sino amargo y oscuro, frenado en sus impulsos creativos, porque, entre otras cosas, el libro que se recomendaba tener y leer asiduamente en todas las iglesias era... el Apocalipsis.

    eISBN: 978-84-15817-20-8
    Subjects: History

Table of Contents

  1. Front Matter
    (pp. 1-10)
  2. Table of Contents
    (pp. 11-14)
  3. INTRODUCCIÓN
    (pp. 15-22)

    Este libro no es una «historia de la España visigoda», si es que podemos hablar con propiedad de la «Hispaniavisigoda». No es, tampoco, un estudio de las guerras, la política, las disputas teológicas, ni de todos los aspectos que el historiador puede abordar sobre estos dos siglos. Hay suficientes —y muy buenos— libros que tratan estos temas que el lector puede consultar para complementar las páginas que siguen. Por ejemplo: sobre las ciudades se puede consultar ahora el libroRecopolis y la ciudad en la época visigoda(colección Zona Arqueológica, número 9, Alcalá de Henares 2008), que contiene estudios...

  4. Capítulo I EL ASENTAMIENTO
    (pp. 23-44)

    Uno de los problemas más difíciles de la historia de los visigodos es conocer cuándo y cómo se establecieron en la Península Ibérica. Es un problema de cronología que nunca está expresado con nitidez en nuestra documentación. Pero al problema cronológico se añaden otros que el historiador debe afrontar: debemos intentar saber cómo se asentaron, en dónde se asentaron y, eventualmente, por qué. Intentaré proceder por partes.

    Aparentemente, la respuesta al cuándo se asentaron podría ser fácil y es la aceptada por muchos historiadores: los godos se establecen enHispaniapoco tiempo después de su derrota a manos de los...

  5. Capítulo II LOS REYES. LAS REINAS
    (pp. 45-82)

    La lista de los reyes visigodos que gobernaronHispaniadel 507 al 711 suma un total de veintisiete¹. El que más tiempo gobernó fue Recesvinto (desde 649 al 672), y Leovigildo tuvo igualmente un largo reinado (desde 568 hasta 586). Algunos estuvieron en el trono apenas un año (Rodrigo, 710-711) o menos (Recaredo II, unos meses del año 621). Conocemos esta lista de reyes a través de las Crónicas —las de Juan de Biclaro y otros— y de laHistoria Gothorumde Isidoro, que cubren sólo una parte del periodo aquí estudiado. Pero sobre todo es fundamental la información del...

  6. Capítulo III EL THESAURUS
    (pp. 83-98)

    Cuando el escritor Sidonio Apolinar describe para su amigo Agrícola las actividades cotidianas del rey godo Teodorico II (453-466) en su Corte de Tolosa (Toulouse), señala, entre otras cosas, que, llegada la hora secunda, el reysurgit e solio aut thesaurus inquirendis vacaturus aut stabulis,es decir, «se levantaba de su trono y pasaba un rato inspeccionando sus tesoros o sus establos»¹. Elthesaurusvisigodo estaba allá donde estaba el rey y era motivo de preocupación, vigilancia e incluso de veneración. Esta inspección cotidiana delthesaurusy de los establos por parte del rey dice mucho a propósito de la...

  7. Capítulo IV LA GUERRA Y EL EXERCITUS GOTHORUM
    (pp. 99-132)

    El Imperio romano se construyó y estableció gracias a la disciplina militar y a su ejército¹. No es necesario recordar aquí las conquistas, las campañas militares, las masacres de pueblos y las sangrientas batallas que jalonan la historia romana². En el siglo IV d.C. los emperadores y sus césares están en guerra permanente: Diocleciano, Maximiano Hercúleo, Galerio, Constantino, Juliano, Constancio, Valentiniano, Valente y Teodosio³. En sus ejércitos había desde muy antiguo tropas auxiliares compuestas por pueblos exteriores al Imperio, «bárbaros» de todas las procedencias. Su colaboración fue siempre y en general muy eficaz. Muchas de estas guerras o de esta...

  8. Capítulo V VISIGODOS Y VASCONES. ENFRENTAMIENTOS Y COLABORACIONISMO
    (pp. 133-146)

    Para conocer la situación administrativa del Imperio romano a partir de las reformas de Diocleciano (284-305) existen varios documentos emanados de la cancillería imperial que hacen una relación de las distintas provincias, de las capitales y de otros aspectos de la organización administrativa. Este tipo de documentos eran imprescindibles, sobre todo para la organización financiera y fiscal. Uno de ellos, el conocido con el nombre deLaterculus Veronensises una lista de provincias del Imperio que refleja una situación administrativa que corresponde a las reformas de Diocleciano, esto es, hacia los años 304-30 d.C. Al final de la relación de...

  9. Capítulo VI PENAS Y CASTIGOS
    (pp. 147-170)

    En algún momento del año 497, Burdunelus, un individuo que se había proclamado rey (o emperador) enHispania,desafiando así el poder de Alarico II, rey de los godos que residía enTolosa(Toulouse), fue apresado por el ejército de éstos como consecuencia de la traición de sus seguidores y llevado como prisionero a la capital delregnum gothorum.Allí, nos dicen lasConsularia Caesaraugustana, in tauro aeneo impositus igne crematus est(es decir, «metido en un toro de bronce fue quemado en la hoguera»)¹. No voy a analizar aquí la significación o el trasfondo político de la usurpación de...

  10. [Illustrations]
    (pp. None)
  11. Capítulo VII VIVIR
    (pp. 171-196)

    En lasVitas Patrum Emeritensium,una obra escrita en la segunda mitad del siglo VII que pretende reflejar la situación de la vida de la ciudad deEmerita(Mérida), a mediados del siglo VI¹, hay un episodio que me parece muy significativo sobre las formas de vida en este periodo. Cuenta el autor que el joven Augusto², que desempeñaba una serie de trabajos en ladomusadjunta a la iglesia de Eulalia³, bajo la dirección delpraepositus cellarum,o encargado de la vigilancia de las celdas, un día enfermó. Rodeado en su habitación por sus compañeros, les cuenta el sueño...

  12. Capítulo VIII LEER Y ESCRIBIR
    (pp. 197-212)

    Todavía a finales del siglo VII, pocos años antes de la llegada de los árabes a la Península Ibérica, un monje excéntrico, atormentado e irascible, Valerio del Bierzo, refugiado en su soledad de las montañas astur-leonesas, se dedicaba a la noble y clásica tarea de educar a los niños que, procedentes de losvici y villulaedel valle, subían a la montaña en la estación del verano para volver, después de seis meses, con sus familias, cuando apretaba el invierno que hacía impracticable y aislaba el refugio de Valerio¹. Durante ese periodo, los jóvenes aprendían de memoria el Psalterio y...

  13. Capítulo IX RECÓPOLIS, LA CIUDAD FANTASMA
    (pp. 213-232)

    La fundación de la ciudad de Recópolis por iniciativa del rey Leovigildo resulta un fenómeno histórico de gran trascendencia en el mundo visigodo. El hecho presenta dos aspectos: por un lado, los textos que hablan de la fundación y, por otro, la realidad arqueológica de la ciudad y su identificación con los restos existentes de la que se cree es Recópolis. Del estudio de ambos resultará el clarificar y explicar el porqué de esta creación y su significado último.

    El texto principal que describe la fundación de Recópolis por el rey Leovigildo, y que corresponde al año 578, es bien...

  14. Capítulo X CONCILIOS
    (pp. 233-260)

    En el año 325 se celebró el primer gran concilio universal de la Iglesia en la localidad de Nicea¹, destinado, entre otras cosas, a condenar la doctrina arriana y a ser punto de referencia esencial en el desarrollo de la asamblea cristiana. Eusebio de Cesarea, en suVita Constantini,describe brevemente cómo se desarrolló aquella gran reunión de obispos presidida por el primer emperador cristiano². El emperador Constantino fue el convocante, mediante «respetuosas cartas llamando a los obispos de todas partes»³. No fue una simple invitación, dice Eusebio, sino que el emperador puso todos los medios para que los obispos...

  15. Capítulo XI OBISPOS
    (pp. 261-282)

    Los obispos son una figura clave en la sociedad del periodo visigodo enHispania. Están omnipresentes en todas las actividades de la vida, al más alto nivel y en la regulación de las costumbres, en las ceremonias y en la política. Conocemos cientos de obispos bien porque firmaron las actas de asistencia a los concilios, bien porque dejaron algo escrito o porque son mencionados en los textos por distintas razones. El obispo es un personaje de ascendencia y de poder, de clara influencia en la Corte en muchas ocasiones, es el componente predominante en la vida de la comunidad. En...

  16. Capítulo XII 711
    (pp. 283-300)

    En medio de las llanuras del desierto de Jordania se alzan la residencia y los baños omeyas de Qusayr ‘Amra. En uno de los frescos que decoran las estancias están representados seis reyes. Sobre sus cabezas están pintados sus nombres sobre un fondo azul en caracteres griegos y arábigos. Algunas cartelas son ilegibles hoy y en las que aún se pueden leer podemos identificar al Kaisar (Caesar) romano (el emperador de Constantinopla), a Chosroes, el rey de los sasánidas; al Negus de Etiopía, y a un personaje familiar en la historia de España: Roderikos, Rodericos, Rodrigo, el último de los...

  17. APÉNDICES
    (pp. 301-308)
  18. ABREVIATURAS USADAS
    (pp. 309-310)
  19. FUENTES ANTIGUAS
    (pp. 311-314)
  20. BIBLIOGRAFÍA
    (pp. 315-330)
  21. ÍNDICE DE FIGURAS
    (pp. 331-332)
  22. ÍNDICE DE MATERIAS
    (pp. 333-340)
  23. Back Matter
    (pp. 341-341)