Príncipes y humanistas

Príncipes y humanistas: Nebrija, Erasmo, Maquiavelo, Moro, Vives

ANTONIO FONTÁN
Series: Estudios
Copyright Date: 2008
https://www.jstor.org/stable/j.ctt6wptzd
  • Cite this Item
  • Book Info
    Príncipes y humanistas
    Book Description:

    Este libro trata sobre algunos de los más importantes humanistas de los siglos XV y XVI, auténticos filósofos en el sentido moderno de la palabra, así como de la estrecha relación que mantuvieron con los distintos príncipes de Europa. Casi siempre en latín, su voz se oía en las Cortes y en los centros de decisión del continente, del que política y culturalmente formaban parte los reinos británicos. El diálogo y la relación entre príncipes y humanistas produjeron algunos de los momentos más felices de la vida intelectual del Renacimiento. Los humanistas se dirigían a los gobernantes con ideas, opiniones y consejos, mientras que éstos, les hicieran caso o no, debían tener en cuenta lo que habían escuchado o leído. A fin de cuentas, a los soberanos les importaba mucho lo que podían pensar o escribir Erasmo, Moro, Maquiavelo, Vives, Dantisco o Arias Montano, tal y como a los Reyes Católicos –por ejemplo– les influyeron las ideas sobre España de Margarit o Lebrija. Bien mirado, podían ser considerados –y así lo fueron– como los continuadores de los clásicos griegos y latinos.

    eISBN: 978-84-15817-47-5
    Subjects: History

Table of Contents

  1. Front Matter
    (pp. 1-8)
  2. Table of Contents
    (pp. 9-12)
  3. PREFACIO
    (pp. 13-14)
  4. I. UNA CULTURA RECOBRADA

    • 1 Humanismo y humanistas
      (pp. 17-32)

      En la segunda mitad de los cuarenta del pasado siglo, recién terminada la Guerra Mundial, no dejaban de llegar a nuestras bibliotecas libros de interés editados fuera de España. En la del Instituto Nebrija del Consejo Superior de Investigaciones Científicas se recibían con frecuencia importantes obras nuevas, así como las revistas extranjeras que habían normalizado su publicación.

      Mientras trabajaba en mi tesis doctoral sobre aspectos de la tradición medieval de Séneca, tuve la oportunidad de leer allí, a poco de su aparición, el libro de Walter RüeggCicero und der Humanismus¹. Aficionado desde mis primeros años de Facultad a lo...

    • 2 El libro en la cultura humanística
      (pp. 33-44)

      La cultura literaria del Renacimiento se caracteriza por la confluencia de tres acontecimientos principales a los que se suma una invención tecnológica que hizo época. Los primeros son, como se explica en el capítulo anterior, la restauración del latín de los antiguos como lengua literaria y lengua de comunicación internacional y de cultura, la recuperación de los autores clásicos romanos y la reanudación del estudio del griego en los países occidentales de Europa. La invención tecnológica fue la de la imprenta, con la que se fabricaban libros.

      El libro, tal como se conoce en la cultura occidental desde los años...

    • 3 Antonio de Nebrija, príncipe de los humanistas españoles
      (pp. 45-70)

      Su oficio fue el de gramático, como a él le gustaba proclamar no sin cierto intencionado énfasis, y su trabajo estudiar, escribir y enseñar con tanta laboriosidad como éxito y con un reconocimiento que le convirtió en leyenda e hizo de él materia de proverbios. En el siglo XVII para las gentes medianamente instruidas y para escritores como Cervantes o Gracián, «Antonio» o «el Antonio» era un libro —susIntroductiones Latinae—, gramática y latines equivalían a estudios, y decir «Antonio de Nebrija» era decir «sabio».

      De la vida y de la personalidad de Nebrija (c. 1444-1522) se saben bastantes...

    • 4 Nebrija y los saberes antiguos
      (pp. 71-94)

      Para los humanistas del Renacimiento las ciencias y las letras formaban parte del sistema global de los saberes. El esquema de las «disciplinas» o «artes liberales» era una herencia de la Antigüedad, la versión latina de laencyclios paideiahelenística. Varrón (siglo I a. C.) las había llamado disciplinas y enunció hasta nueve. Después se consolidó el número de siete. Lo mencionan San Agustín (que añade la Filosofía), Boecio, San Isidoro y otros muchos autores posteriores a partir de la época carolingia. El conjunto deltrivium—que es como ya en el Medievo se llamaba a la triada de Gramática,...

  5. II. HUMANISTAS ESPAÑOLES Y POLÍTICA

    • 1 Bajo los Reyes Católicos: Margarit y Nebrija
      (pp. 97-118)

      En el último tramo del siglo XV se compusieron en España dos textos historiográficos diferentes en extensión y en lengua, pero que se ocupaban del mismo asunto, laHispaniaantigua. Uno es elParalipómenon Hispaniaedel cardenal y obispo de Gerona Joan Margarit y Pau (c. 1422-1484); el otro, laMuestra de las Antigüedades de Españade Antonio de Nebrija (c. 1444-1522). El primero es relativamente extenso. Ocupa ciento doce páginas en el volumen primero de lasHispaniae Illustrataede Andreas Schott, y está escrito en un latín que, sin ser muy clásico, podría considerarse humanístico.

      El segundo es la...

    • 2 El español, lengua universal
      (pp. 119-134)

      Un artículo del hispanista francés A. Morel-Fatio, publicado en elBulletin Hispaniquede 1913 (pp. 206-225), llamó grandemente la atención de Menéndez Pidal y, tras él, la de algunos historiadores y filólogos de las generaciones siguientes. El estudioso galo evocaba y documentaba, con aportaciones hasta entonces inéditas, un importante episodio protagonizado por Carlos V en Roma, el 17 de abril de 1536, y del que ya se conocían antes los elementos principales. Desde don Ramón se ha visto en ese hecho un símbolo y un testimonio fehaciente de esa «hispanización del emperador» que es para Fernández Álvarez una de las...

    • 3 Juan Dantisco, diplomático y poeta
      (pp. 135-166)

      Juan Dantisco (Gdansk, 1485-Warmia, 1548) es generalmente proclamado como el más notable humanista polaco de su generación: diplomático, político, hombre de letras, buen latino en prosa y verso, amigo de sabios y de distinguidas figuras de la cultura y de la vida pública europea y, finalmente, eclesiástico y obispo de Warmia en su patria «sármata».

      Cuando vino al mundo Juan Dantisco el 1 de noviembre de 1485, Gdansk era una ciudad populosa y próspera. Al incorporarse a Polonia en 1466, tras los trece años de guerra de Casimiro IV con los Caballeros de la Orden Teutónica, tenía una población de...

  6. III. JUAN LUIS VIVES. SABIDURÍA Y POLÍTICA

    • 1 Juan Luis Vives, un filósofo cristiano
      (pp. 169-198)

      Juan Luis Vives (1492-1540) es una figura capital del humanismo español, pero también del nórdico que, igual que todas las demás variantes territoriales o culturales del «humanismo», era herencia y continuación del que había florecido en la península itálica desde principios del siglo XV.

      Vives fue, sin duda alguna, el más prestigioso y apreciado de los humanistas españoles de la segunda generación —llamando primera a la de Nebrija, casi medio siglo mayor que él— y uno de los principales de la Europa de su tiempo, a poca distancia de Erasmo, árbitro supremo de la cultura y de los estudios del...

    • 2 El político de Europa
      (pp. 199-224)

      En los títulos de dos importantes obras, una de sus años aún juveniles y otra de los que ya corresponden a su madurez, aunque sólo las separe un lustro, Vives habla de Europa, utilizando esta voz en un sentido político, cosa infrecuente entonces. Quizá quepa al valenciano el honor de haber empleado por primera vez, o con más énfasis que nadie a principios de la Edad Moderna, la voz Europa con la significación de una entidad humana colectiva de bien diferenciada personalidad.

      En una carta del «último día del año 1526», Juan Luis Vives decía al magistrado de Malinas, Francisco...

  7. IV. LOS AMIGOS HUMANISTAS

    • 1 El humanismo cristiano europeo. Erasmo-Moro-Vives
      (pp. 227-254)

      El neerlandés Erasmo de Róterdam (c. 1465-1536), el inglés Tomás Moro (1478-1535) y el español de Valencia Juan Luis Vives (1492/1493-1540) fueron las tres figuras más notables del «segundo humanismo» europeo o «humanismo del Norte» en el primer tercio del siglo XVI . Sus principales obras, frecuentemente impresas, corrieron por «montes y riberas» de todas las naciones de cultura latina y cristiana del continente. (Alguna de las de Vives, como losDiálogos,que en diez años habían conocido en Europa unas treinta ediciones, llegaron a los más tempranos ambientes cultos del Nuevo Mundo, impresos en la ciudad de México en...

    • 2 1516, el Annus Mirabilis de la filosofía política
      (pp. 255-302)

      Tres libros de 1516 hacen de esa fecha elannus mirabilisde la filosofía política europea de los primeros siglos de la Edad Moderna,El Príncipede Maquiavelo, laPrincipis christiani Institutiode Erasmo yla Utopiade Tomás Moro.

      Parece que la primera de estas tres obras no fue impresa hasta unos años después de la muerte del autor. Igual suerte correrían losDiscursos sobre la primera década de Tito Livio,el otro libro político que Maquiavelo había escrito casi por el mismo tiempo. Pero hay sobrados indicios de que en 1516El Príncipecirculaba ya en los medios...

    • 3 Los filósofos del Rey
      (pp. 303-326)

      El dos de julio de 1538, fiesta entonces de la Visitación de la Virgen, Juan Luis Vives ponía punto final en la ciudad neerlandesa de Breda a susDiálogos o Exercitatio Linguae Latinae,que habría de ser el mayor éxito editorial de toda su producción literaria. El filósofo valenciano murió veintidós meses después (el 6 de mayo de 1540), pero ya en el año anterior, 1539, losDiálogosse habían impreso por lo menos cinco veces: dos en Basilea y las otras tres en París, Milán y Amberes. El corto número de ejemplares de estas ediciones localizados hasta ahora permite...

  8. Referencias bibliográficas
    (pp. 327-330)
  9. Índice onomástico
    (pp. 331-338)
  10. Índice toponímico
    (pp. 339-344)