Tomás Moro

Tomás Moro: Un hombre para todas las horas

ÁLVARO SILVA
Copyright Date: 2007
https://www.jstor.org/stable/j.ctt6wpvvd
  • Cite this Item
  • Book Info
    Tomás Moro
    Book Description:

    La figura de Tomás Moro (1478-1535), autor de la célebre Utopía, corre el riesgo de perderse entre la idealización hagiográfica y la mera nostalgia de una época en que la «Cristiandad» todavía tenía peso y sentido. Este ensayo biográfico realiza una lectura atenta y crítica de su obra examinando su convicción humanista entre el ocaso de la Edad Media y los albores del mundo moderno. Moro apostó tanto por la razón como por la fe cristiana, por el respeto a uno mismo y por la libertad de aceptar un don trascendental. El éxito de la Reforma luterana lo arrimó, aunque tarde, a cierta tolerancia religiosa. La tiranía que lo llevó al martirio le sirvió para afilar su propio arte de vivir. Sólo en la prisión y ante la muerte pudo asegurar su integridad y libertad personal. Allí, el «hombre para todas las horas», como lo llamó su amigo Erasmo, reafirmó la esperanza de un humanismo abierto, positivo y tolerante, en una defensa de la dignidad humana frente a cualquier opresión. Para él, la hora de Dios era también la de la propia humanidad; un momento en el que, a través del respeto a sí mismo como imagen de Dios, resolvió, acaso sin saberlo, el problema moderno entre la heteronomía y la autonomía.

    eISBN: 978-84-15817-43-7
    Subjects: History, Philosophy

Table of Contents

  1. Front Matter
    (pp. 1-8)
  2. Table of Contents
    (pp. 9-10)
  3. Agradecimientos
    (pp. 11-12)
    Álvaro Silva
  4. Introducción La cabeza de Moro
    (pp. 13-20)

    En 1978, cuando empezaba a estudiar la época del Renacimiento y de la reforma, con particular interés en Inglaterra, recibí en Nueva York un sobre con una extraña correspondencia. Me la enviaba Germain Marc’hadour, un profesor e investigador francés, especialista en Tomás Moro, fundador deMoreana(la revista internacional dedicada a informar sobre el escritor), infatigable en su deseo de extender la fama del mártir inglés, y al que había tenido el placer de conocer no muy lejos de la gran metrópolis en la Universidad de Yale cuya prestigiosa editorial publicaba entonces la edición crítica de las obras completas del...

  5. 1 La Utopía y el arte de pensar
    (pp. 21-56)

    Aunque entre las diversas interpretaciones deUtopíano ha faltado quien haya visto en sus páginas significados tan dispares como el juego brillante de un humanista del Renacimiento, una defensa del comunismo colectivista o también el primer elogio de lo que sería luego el imperialismo y colonialismo europeo, la interpretación que hoy parece más acertada defiende que el libro de Moro es un intento astuto de poner el debate clásico acerca del buen gobierno de la sociedad sobre las bases más sólidas de una nueva ciencia política. Lejos de ser un pasatiempo, una fantasía o un chiste,Utopíaes una...

  6. 2 Moro, lector
    (pp. 57-96)

    William Roper (circa1496-1578), marido de Margaret, la hija mayor de Moro, y primero en escribir sus recuerdos del humanista con tanta admiración como encanto literario en lo que es una joya del naciente género biográfico inglés, cuenta que un día, Alice, la segunda esposa de Moro, fue a visitar a su marido encarcelado en la Torre y, sin perder tiempo en argumentos sentimentales, lo tentó con uno de superlativa fuerza convincente. Espetó al ilustre prisionero, como si viera en él un niño terco, que firmara de una vez los papeles que tuviera que firmar y que jurase todos los...

  7. 3 Las mujeres de Moro
    (pp. 97-136)

    Moro fue un hombre de su tiempo y su tiempo fue tiempo de hombres, aunque el siglo XVI podría haber pasado a la historia como un siglo de mujeres extraordinarias. La tarea del historiador no es remover una figura del pasado en que vivió para ponerla en el presente en un anacronismo absurdo, sino esclarecerla de la mejor manera posible en el suyo propio, el único tiempo que conoció. Si las limitaciones de la cultura que Moro heredó son evidentes no lo es menos su deseo de combatir y eliminar algunas de ellas. El caso de la educación de la...

  8. 4 Moro y los herejes
    (pp. 137-172)

    No tuve la fortuna de ver a Paul Scofield en el teatro interpretando el papel de Moro enA Man for All Seasons, el drama de Robert Bolt que se estrenó en 1960 con gran éxito y que fue llevado al cine por Fred Zinnemann en 1966, con el mismo actor como protagonista. Su actuación en la película es el único contacto que muchos han tenido con la historia del mártir inglés. La magnífica interpretación del actor británico refuerza la impresión de serenidad e integridad en medio de la peligrosa tempestad política y religiosa de su tiempo. Su personaje contrasta...

  9. 5 El martirio y el arte de vivir
    (pp. 173-196)

    El Diálogo de la fortaleza contra la tribulaciónque Moro escribió prisionero merece un lugar importante entre las obras clásicas de literatura de prisión y consolación. Su lectura lleva al recuerdo de libros similares escritos por otros prisioneros, desdeLa consolación de la filosofía(De Consolatione Philosophiae) de Boecio, que Moro admiraba, hasta las obras de hombres y mujeres que han sufrido bajo totalitarismos modernos como Dietrich Bonhoeffer, Alexander Solzhenitysin, Eugenia Semyona Ginzburg, Nien Cheng, Adam Michnik o el horrífico relato más reciente de Francois Bizot bajo elKhmer Rougeen Camboya. En estos libros de vértigo, escritos con sangre,...

  10. 6 ¿La conciencia de Moro o el cabezota de Moro?
    (pp. 197-226)

    Obedeciendo una orden judicial, Moro salió de su casa el 13 de abril de 1534 para presentarse ante los miembros de una comisión especial del rey en el palacio del arzobispo de Canterbury en Lambeth. Ya no volvería más a su familia en la casa de Chelsea. Unos días más tarde, el 17 de abril, el que sólo dos años antes había sido elegido lord canciller fue transportado como prisionero del gobierno a la Torre, y catorce meses después, en la mañana del 6 de julio de 1535, decapitado en Tower Hill.

    Atrapado en la tiranía, Moro no tenía otra...

  11. Epílogo
    (pp. 227-244)

    Ignoradas o aplaudidas, las lecciones de Cleo suelen ser magistrales. Ningún historiador penetra la jungla de piedras y archivos, lugares y fechas, la guerra y la paz, el poder y la gloria, con la idea de «reconstruir» el pasado (una tarea imposible) sino para entenderlo pues vivimos de él y su sombra se extiende imperante sobre el presente y hacia el futuro. Benedetto Croce decía que toda historia es historia contemporánea. Por mucho que pensemos en el porvenir vivimos en el pasado, y relegar éste al olvido o a la indiferencia no se hace sin graves consecuencias. En ese caso,...

  12. Bibliografía
    (pp. 245-254)
  13. Índice de nombres y de materias
    (pp. 255-260)
  14. Back Matter
    (pp. 261-262)