Skip to Main Content
Have library access? Log in through your library
Melquíades Álvarez

Melquíades Álvarez: El drama del reformismo español

FERNANDO SUÁREZ GONZÁLEZ
Copyright Date: 2014
https://www.jstor.org/stable/j.ctt155jjct
  • Cite this Item
  • Book Info
    Melquíades Álvarez
    Book Description:

    Lejos de intentar una biografía de Melquíades Álvarez, Fernando Suárez traza un bosquejo de uno de los oradores parlamentarios más admirados del siglo XX y de sus proyectos reformistas, dirigidos sobre todo a democratizar España durante el reinado de Alfonso XIII. Incomprendido por la Corona, despreciado por la dictadura (de la que no admitió la más mínima contaminación) y decepcionado por el sectarismo y la demagogia de la Segunda República, Melquíades Álvarez ha sido ignorado tanto por la derecha como por la izquierda, cuando en realidad se trata de uno de los más esclarecidos demócratas españoles, inútil y cruelmente sacrificado en 1936. Lamentablemente, algunos de los problemas que abordó en sus discursos han vuelto al primer plano de la actualidad, por lo que el autor estima indispensable recordarlos para conocimiento y reflexión de las nuevas generaciones.

    eISBN: 978-84-15963-32-5
    Subjects: History

Table of Contents

Export Selected Citations Export to NoodleTools Export to RefWorks Export to EasyBib Export a RIS file (For EndNote, ProCite, Reference Manager, Zotero, Mendeley...) Export a Text file (For BibTex)
  1. Front Matter
    (pp. 1-6)
  2. Table of Contents
    (pp. 7-8)
  3. 1 La fundación
    (pp. 9-16)

    El lunes 8 de abril de 1912 el diarioABCdedicó una gran fotografía en su tercera página de huecograbado y dos páginas y media de tipografía al banquete ofrecido la víspera, domingo de Pascua, al diputado Melquíades Álvarez en lo que había sido el Palacio de Industrias durante la Exposición Comercial del Retiro, lo que hoy se llama Palacio de Velázquez.

    Costaba el cubierto quince pesetas, que entonces no era poco, y asistieron unos quinientos comensales de muchas provincias, mientras se agolpaba en el exterior una gran muchedumbre. Presidió Gumersindo de Azcárate y se leyó una entusiástica adhesión de...

  4. 2 Melquíades Álvarez
    (pp. 17-28)

    El hombre que, segúnEl Liberal, representaba la esperanza y, según Azaña, había sabido percibir y recoger los anhelos del país liberal había nacido en Gijón el 17 de mayo de 1864.¹ Tenía menos de nueve años cuando acudió con su abuelo materno, Rafael González Posada, a oír a los oradores que, desde el balcón del Ayuntamiento, celebraban la proclamación de la Primera República, experiencia que, según sus propias declaraciones, no se le olvidó jamás.

    Las necesidades de su madre viuda le convierten enseguida en estudiante-trabajador, sin perjuicio de lo cual a los catorce años obtiene en el Instituto el...

  5. 3 Los avatares políticos
    (pp. 29-70)

    Convertido, pues, en la personificación del reformismo, es imposible resumir siquiera su actuación y la de su partido entre abril de 1912 y abril de 1931, porque habría que ser capaz de compendiar en pocas páginas la convulsa historia de España durante esos diecinueve agitadísimos años, en los que se producen los asesinatos de Canalejas (12 de noviembre de 1912) y de Dato (8 de marzo de 1921) y se suceden veinte gobiernos, uno de los cuales —el dictatorial de Primo de Rivera— dura más de seis años, de modo que la media de los diecinueve restantes es de ocho...

  6. 4 La Dictadura de Primo de Rivera
    (pp. 71-86)

    Hay muchos testimonios que acreditan el alivio con que recibieron los más diversos sectores de España el pronunciamiento de Primo de Rivera. Romanones dejó escrito que en el manifiesto que dirigió al país dominaba un encono despiadado contra cuantos habían gobernado los años anteriores, que no se detuvo en adjetivo ni en injurias, «sabiendo que con ellos se atraería una gran parte de la opinión». Entre esa opinión estaban, según el conde, los socialistas, que «no se mostraban remisos en someterse a la Dictadura en actitud hábil y provechosa, recompensada por el Dictador, que les dispensó desde el primer momento...

  7. 5 La República: el Partido Liberal-Demócrata y la enemistad de Azaña
    (pp. 87-114)

    Se conocen bien algunos acontecimientos de los momentos iniciales de la República del 14 de abril. Una expresiva anécdota, recogida por Martínez Barrio de un periodista anónimo a quien califica de imparcial y veraz, es la del telegrama falso: «En el Ateneo apareció un empleado de telégrafos que tremolaba un papelito azul. Todos los ateneístas le rodearon. Desde el primer rellano de la escalera que conduce a la biblioteca leyó el texto de aquel telegrama que decía: “El rey Alfonso y su ministro, general Berenguer, han abandonado precipitadamente Madrid. Se espera de un momento a otro que crucen la frontera....

  8. 6 Críticas a su versatilidad. Las ideas y actitudes constantes
    (pp. 115-176)

    Ya hemos dicho que una de las primeras críticas al presunto oportunismo de Melquíades Álvarez es la de Manuel Azaña en 1915: «La situación de Melquíades Álvarez, políticamente, es un poco falsa […] ha vuelto ya las espaldas a los republicanos (a los que pone verdes) y aún no sabe la gente si es monárquico»¹. García Escudero cuenta queEl Debatees también sumamente crítico con él y que compara al «orador sonoro» con un cascabel «y como un cascabel, hueco». «Representa —dirá el diario católico— la vacuidad, la indecisión, la perenne mudanza», «prisionero de sus compromisos populacheros, de sus...

  9. 7 Melquíades Álvarez y la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas
    (pp. 177-180)

    Fallecido José de Aldecoa y Villasante¹ el 19 de junio de 1917, la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas declaró la vacante el 26 del mismo mes y el siguiente 3 de julio fijó el 13 de noviembre como fecha para la presentación de propuestas y la del 20 del mismo mes para la elección².

    Firmaron la propuesta de Melquíades Álvarez cinco académicos: Gumersindo de Azcárate, Joaquín Sánchez de Toca, Amós Salvador, Adolfo González Posada y Rafael de Ureña y, verificadas las asistencias de los académicos para confirmar su derecho al voto³, se celebró la votación en la fecha...

  10. 8 El desenlace trágico
    (pp. 181-190)

    El año 1936, aciago para todos, fue para Melquíades Álvarez absolutamente trágico. Ya hemos dicho que en las elecciones del 16 de febrero obtuvo un escaño, pero lo anuló la Comisión de actas. El Partido Liberal-Demócrata intentó persuadir a Pedregal, viejo amigo y compañero de partido de Melquíades, para que renunciara a favor de éste, pero Pedregal no sólo se negó , sino que abandonó el partido para incorporarse a la Unión Republicana de Martínez Barrio.

    El 22 de marzo asesinan a tiros en Oviedo a Alfredo Martínez García-Argüelles, jefe del Partido Liberal-Demócrata en Asturias, que había sido ministro de...

  11. Índice de nombres
    (pp. 191-196)