Skip to Main Content
Have library access? Log in through your library
Elogio de historia en tiempo de memoria

Elogio de historia en tiempo de memoria

SANTOS JULIÁ
Copyright Date: 2011
https://www.jstor.org/stable/j.ctt6wpsw0
  • Cite this Item
  • Book Info
    Elogio de historia en tiempo de memoria
    Book Description:

    A partir de una conferencia pronunciada en el X Congreso de la Asociación de Historia Contemporánea, Santos Juliá reflexiona en estas páginas sobre los cambios experimentados por el oficio de historiador desde los años de hegemonía de la historia social hasta la irrupción de la historia cultural con su nuevo énfasis en la memoria histórica, que son también los años de su autorretrato profesional y de la memoria generacional que acompaña estas reflexiones. Más que una defensa de la historia frente a los peligros que supuestamente la acechan, y más que una reclamación de un exclusivo derecho de la historia a ocuparse del pasado, este libro trata de reivindicar la vigencia y la autonomía del viejo oficio de historiador como la del artesano que sale al encuentro de ese país extraño que es el pasado movido por la austera pasión por el hecho, por la prueba, con el único propósito de escuchar, y dejar testimonio de todas las voces que le llegan de los mundos que una vez fueron y ya no son.

    eISBN: 978-84-15817-62-8
    Subjects: History

Table of Contents

Export Selected Citations Export to NoodleTools Export to RefWorks Export to EasyBib Export a RIS file (For EndNote, ProCite, Reference Manager, Zotero, Mendeley...) Export a Text file (For BibTex)
  1. Front Matter
    (pp. 1-6)
  2. Table of Contents
    (pp. 7-8)
  3. PRESENTACIÓN Y AGRADECIMIENTOS
    (pp. 9-12)
  4. 1 HISTORIADOR POR AZAR
    (pp. 13-18)

    Metidos, pues, en este viaje, comenzaré por recordar que no cursé estudios ni tengo ningún grado académico en la materia que en estas páginas será objeto de mi elogio. Mi dedicación a la historia¹ fue producto de un tardío azar: en octubre de 1973 llevaba unos meses como director-gerente de un hermoso colegio de preescolar, EGB y bachillerato en el Aljafare de Sevilla cuando tropecé con un anuncio de convocatoria de becas para Estados unidos. Presenté mi solicitud, la comisión Fulbright, que administraba aquellas becas llamadas «de las bases», me convocó a una entrevista y, contra toda lógica y para...

  5. 2 EN TRANSICIÓN, O CUANDO LA MEMORIA LLEVÓ A LA AMNISTÍA
    (pp. 19-42)

    Recuerdo bien que de regreso en Madrid, al término de la única prórroga posible de mi beca, me sorprendió la celebración, en abril de 1976, de un congreso de la unión General de Trabajadores: decididamente, la España que había dejado en el verano de 1974 entraba en la primavera de 1976 en un rápido proceso de cambio político, perceptible en la calle, en la conquista de espacios públicos por grupos, asociaciones y partidos hasta entonces clandestinos, en mítines y encuentros de plataformas políticas ilegales pero que ahora actuaban a cara descubierta, en manifestaciones y carreras por la libertad, la amnistía...

  6. 3 ENTRE HISTORIADORES PÚBLICOS
    (pp. 43-64)

    Una avidez por la reciente historia, una voracidad lectora, una memoria que condujo a la amnistía y una política pública de igualación de derechos de quienes combatieron por la República y de sus familiares: tal fue el clima político en el que comenzaron a aparecer los primeros trabajos de historia sobre República, Guerra Civil y Dictadura. Por lo que a mi se refiere, los amigos que llevaban la editorial Siglo XXI, Javier Abásolo y Nacho Quintana, me propusieron escribir algo sobre el Frente Popular para la estupenda y muy útil colección de bolsillo que fue «Estudios de Historia Contemporánea», una...

  7. 4 EL MEJOR MOMENTO DE LA HISTORIA SOCIAL
    (pp. 65-78)

    En aquellos años, la historia social, la que se preguntaba por estructuras y procesos sociales y a la que, como había escrito en 1959 Jaume Vicens Vives, nada era ajeno: modas y gustos, ceremonias y diversiones, actitudes culturales y artísticas, estructuras económicas y sociales, presión demográfica, una historia total, con nuevos horizontes para todos, pasaba en el ámbito internacional por su mejor momento, aunque en España fuera todavía «un campo de investigación relativamente nuevo», según comentaba José María Jover, y hasta no faltaba alguna voz que juzgaba a los historiadores sociales como una secta formada por una gente que no...

  8. 5 ¿LA HISTORIA EN CRISIS...
    (pp. 79-88)

    La recién estrenada sensación de estabilidad, los progresos en el conocimiento de nuestro inmediato pasado y el interés público que despertaban los debates sobre República, Guerra y Dictadura pueden explicar que las agrias polémicas que se desarrollaban entre historiadores, filósofos y teóricos de la historia en Gran Bretaña y Estados unidos en torno a las crisis de la filosofía analítica de la historia, de la ciencia social marxista y de las diversas escuelas estructuralistas sobre la posibilidad misma de un conocimiento científico del pasado hayan tenido entre nosotros escaso y tardío eco ¹. Fueron años en los que, mientras España...

  9. 6 ... O PLURALISMO Y NUEVOS TERRITORIOS?
    (pp. 89-104)

    La compleja crisis de la historia social clásica y las derivaciones que más se hicieron notar en España al socaire de la consolidación del Estado de las autonomías, con el auge de estudios sobre las diversas identidades nacionales, catalana, vasca, gallega, pero también andaluza, cántabra, navarra... y, en menor medida, española, y, en los huecos que dejaba la construcción de naciones, el impresionante auge de la historia local, me pilló algo mayor, cumplidos los cincuenta, y la viví entre signos de interrogación: más que crisis me pareció una oportunidad de apertura de nuevos territorios. «¿La historia en crisis?» fue el...

  10. 7 UN SIGLO DE ESPAÑA, ENSAYOS DE INTERPRETACIÓN
    (pp. 105-116)

    Sea porque en los años noventa atravesé la tan publicitada crisis de la historia con la sensación de que se abrían para ella nuevos territorios, o quizá porque mis libros sobre amplios períodos de la historia de Madrid y del PSOE, sobre política y sociedad en la España del siglo XX y estas primeras incursiones en la Transición y en los intelectuales me habían servido para complementar la investigación de períodos cortos y políticamente densos con la perspectiva que sólo proporciona el tiempo largo, lo cierto es que comencé a tomar afición al ensayo histórico, entendiendo por tal un argumento...

  11. 8 VÍCTIMAS, INTELECTUALES Y, DE NUEVO, AZAÑA
    (pp. 117-130)

    Como casi todo lo que me ha ocurrido en el ejercicio de este oficio de historiador, mi encuentro con un pasado que poco después se convertiría en gran motivo sobre el que comenzó a construirse el movimiento autodenominado de recuperación de la memoria histórica fue más resultado de un azar que de una decisión. El azar llegó en otoño de 1998 como sugerencia de Ana Rosa Semprún, cuando me propuso, por encargo de Temas de Hoy, de la que era directora editorial, escribir un libro sobre las víctimas de la guerra civil. La propuesta tenía especial interés, sobre todo porque...

  12. 9 LA MEMORIA COTIZA AL ALZA
    (pp. 131-142)

    Una de las principales derivaciones de la crisis de la historia más vinculada al interés por la construcción de identidades colectivas, el giro a la memoria, conquistó durante la última década del siglo XX una posición hegemónica en la relación con el pasado, una posición que no ha dejado de reforzarse durante la primera década del siglo XXI. «La memoria cotiza al alza», ha escrito Reyes Mate en 2008; en realidad, y por seguir utilizando este lenguaje mercantil, apropiado aunque insuficiente para describir el fenómeno, ya lo venía haciendo —cotizar al alza— desde hacía años, y no sólo ni principalmente...

  13. 10 Y LOS POLÍTICOS RECUPERAN LA MEMORIA
    (pp. 143-178)

    En España, fue durante los últimos años del largo y agónico declive del Partido Socialista cuando las relaciones entre la memoria y la política o, mejor, cuando el uso político de la historia entró de lleno en la confrontación partidaria y comenzó a cambiar la mirada de los políticos hacia un pasado que años antes habían dado por clausurado¹. La posibilidad de que el Partido Popular alcanzara una mayoría suficiente para formar gobierno introdujo en la campaña electoral de 1993, de una parte, la búsqueda por la derecha emergente de una legitimación histórica que la desvinculara de connotaciones franquistas y,...

  14. 11 MEMORIA HISTÓRICA COMO IDEOLOGÍA POLÍTICA
    (pp. 179-204)

    Mientras el pasado se convertía en materia de ininterrumpidos debates y transacciones en el Congreso de los Diputados, la memoria como práctica política y como movimiento social con derivaciones políticas se ha construido desde los últimos años del siglo pasado sobre el modelo, de ámbito universal, de la memoria del Holocausto y ha seguido básicamente sus pautas: 1) La exigencia de que el pasado no pase, esto es, de que el pasado, controlados sus contenidos por quienes lo construyen como deber de memoria, tenga un peso determinante en las políticas del presente. 2) La primacía de la voz de los...

  15. 12 FEDERICO GARCÍA LORCA, MUERTE Y MEMORIA
    (pp. 205-216)

    En uno de esos grandes titulares que han acabado por imponerse en la prensa española desde los primeros años de este siglo XXI, alguien preguntaba hace tres meses: «¿Y ahora dónde estás, Federico?». La autora del reportaje hablaba en tiempo presente: Federico no está allí, lamentaba, lo mismo que el expresidente de la Asociación para la recuperación de la Memoria Histórica de Granada. Mientras tanto, el historiador que tanto trabajo ha dedicado a documentar hasta el último detalle de su muerte y que había creído, por la confesión de un testigo desinteresado, tener perfectamente localizado el lugar de su enterramiento...

  16. 13 ESBOZO DE MEMORIA DE UNA GENERACIÓN
    (pp. 217-228)

    Para quienes nos dedicamos a la historia como una forma de conocimiento autónomo, y en no pocas ocasiones crítico de la memoria y hasta opuesto a ella¹, la diferencia neta entre lo que queremos significar por memoria individual y por memoria colectiva tendría que ampliarse a lo que significamos cuando hablamos de historia y de memoria histórica. Por mantenerme en el terreno de la experiencia personal y de la memoria autobiográfica como parte de las experiencias y de las memorias de una generación: a pesar de que la guerra trastornó la vida de nuestros padres y, de un modo u...

  17. 14 EL HISTORIADOR, ARTESANO EN SU TALLER
    (pp. 229-240)

    Durante los treinta y cinco años —hoy, exactamente y por un nuevo azar, la mitad de mi vida— que llevo dedicado a este oficio, primero como una afición, luego como una profesión, he sido muy afortunado, debo reconocerlo y lo hago sin ninguna necesidad de pedir excusas. He dispuesto de ese preciado bien que es el tiempo para dedicarme a lo que me interesa y divierte, y de ese mayor tesoro que es la libertad para emplear el tiempo según mi buen saber y entender. En el ejercicio diario del trabajo de un profesor de universidad, al menos desde que...