Skip to Main Content
Have library access? Log in through your library
El Antiguo Egipto

El Antiguo Egipto: Sociedad, economía, política

JOSÉ MIGUEL PARRA ORTIZ (coord.)
Series: Manuales
Copyright Date: 2011
https://www.jstor.org/stable/j.ctt6wpw37
  • Cite this Item
  • Book Info
    El Antiguo Egipto
    Book Description:

    Este libro es el resultado de un trabajo colectivo, donde un equipo de egiptólogos españoles de reconocido prestigio internacional estudia los tres mil años de historia del Egipto faraónico, desde la prehistoria hasta la llegada de los Ptolomeos. El Antiguo Egipto ofrece al lector una visión completa y actualizada de la historia del valle del Nilo, más allá de la mera enumeración de faraones. Expertos en cada una de los períodos y los problemas que abordan, los autores han logrado profundizar en los aspectos sociales y económicos de la civilización egipcia, consiguiendo así ofrecer al lector un ameno y detallado recorrido por la misma. Una amplia selección de ilustraciones (fotografías, dibujos, planos de situación) acompaña al texto y convierte este volumen en una lectura atractiva tanto para el historiador, como para los estudiantes o los aficionados a la historia antigua.

    eISBN: 978-84-15817-99-4
    Subjects: History

Table of Contents

Export Selected Citations Export to NoodleTools Export to RefWorks Export to EasyBib Export a RIS file (For EndNote, ProCite, Reference Manager, Zotero, Mendeley...) Export a Text file (For BibTex)
  1. Front Matter
    (pp. 1-6)
  2. Table of Contents
    (pp. 7-8)
  3. ABREVIATURAS
    (pp. 9-10)
  4. PREFACIO
    (pp. 11-12)
  5. NOTA SOBRE LAS PALABRAS EGIPCIAS EN EL TEXTO
    (pp. 13-14)
  6. INTRODUCCIÓN
    (pp. 15-36)
    José Miguel Parra Ortiz

    Además de cometer una barbaridad ecológica, cuando Nasser decidió construir la presa de Asuán (con la inestimable ayuda soviética) mató uno los elementos definidores del alma de Egipto, la crecida del Nilo. Desde la época prehistórica, la llegada de las regeneradoras aguas del río tras varios meses de desesperante escasez ayudó a dar forma y contenido a la ideología faraónica. Al fin y al cabo, «Egipto es un don del Nilo», como dijo Hecateo de Mileto en una frase hecha célebre después por Heródoto (Historias, II, 5).

    En realidad, el Nilo que finalmente atraviesa Egipto es el resultado de la...

  7. CAPÍTULO I LA PREHISTORIA. DEL PALEOLÍTICO A LA ÉPOCA DE NAGADA II
    (pp. 37-68)
    Ana Isabel Navajas Jiménez

    Los primeros hallazgos arqueológicos que ratifican movimientos de poblaciones en territorio egipcio son de época paleolítica. El Paleolítico se caracterizó por unos cambios climáticos a gran escala de miles de años de duración. A épocas de extrema humedad, con algunos períodos secos estacionales intercalados, le seguían períodos de gran aridez. Así, el Paleolítico Inferior (aproximadamente 300.000-90.000 a. C.)¹ tuvo primero una época húmeda y después un gran período seco. El Paleolítico Medio (90.000-20.000 a. C.) se inauguró con un período húmedo, aunque desde aproximadamente el 37.000 a. C. hasta el 30.000 a. C. las temperaturas se fueron elevando cada vez...

  8. CAPÍTULO II LA APARICIÓN DEL ESTADO Y LA ÉPOCA TINITA
    (pp. 69-124)
    Josep Cervelló Autuori

    En la etapa de Nagada IIc-d (c3600-3300 a. C.), en la región del Alto Egipto comprendida entre Abydos y Hieracómpolis, el proceso de jerarquización social, de formación de élites y jefaturas locales, de especialización del trabajo y, en definitiva, de advenimiento de una sociedad compleja, que ya se había insinuado en la etapa inmediatamente anterior, se acelera. El cambio cuantitativo, sin embargo, va acompañado de un cambio cualitativo que supone, por un lado, la progresiva aparición de una serie de elementos culturales que después serán definidores del mundo faraónico, como costumbres funerarias y motivos iconográficos, y, por otro, la...

  9. CAPÍTULO III EL REINO ANTIGUO
    (pp. 125-180)
    José Miguel Parra Ortiz

    Mientras enterraba a su progenitor —Khasekhemuy—, poco podía sospechar el nuevo faraón de las Dos Tierras, Netjerkhet¹, la relevancia que llegaría a tener su reinado en la historia de la civilización faraónica. Cuando recibió la corona, Egipto era un Estado unificado desde hacía siglos, pero con una monarquía que apenas se dejaba sentir en el valle del Nilo y dependía de un viaje bianual del monarca por todo el país para recaudar los impuestos. Para cuando su propio sucesor lo sustituyó como soberano, la monarquía egipcia se había asentado definitivamente en una residencia fija —la capital, Menfis— y puesto...

  10. CAPÍTULO IV EL PRIMER PERÍODO INTERMEDIO
    (pp. 181-208)
    Juan Carlos Moreno García

    Creo que no es exagerado afirmar que la crisis del Estado egipcio a finales del Reino Antiguo constituye uno de los desafíos historiográficos más fascinantes de toda la historia del Próximo Oriente antiguo. La aparente estabilidad de la monarquía faraónica durante casi todo el tercer milenio constituye un fenómeno sin parangón en el Creciente Fértil, sobre todo si lo comparamos con la breve duración de los Estados mesopotámicos en parte contemporáneos, como el Imperio de Akkad o el reino de Ur III. Egipto, en cambio, atravesó casi todo el milenio como un Estado unitario donde sus soberanos no parecen haber...

  11. CAPÍTULO V EL REINO MEDIO
    (pp. 209-272)
    Andrés Diego Espinel

    Los grandes períodos en los que hoy se divide la historia del Egipto antiguo no son una herencia del pasado más lejano. Son una convención que lleva modelándose desde hace menos de dos siglos. De este modo, el Reino Medio «nació» en 1845 como uno de los tres grandes «imperios» (Reiche) (Antiguo, Medio y Nuevo) en los que, según el investigador prusiano C. K. J. Bunsen, se dividía la historia faraónica. Esa división tripartita y sus nombres no fueron adoptados por la mayoría de los egiptólogos hasta bien entrada esa centuria. A partir de entonces ese esquema se fue enriqueciendo...

  12. CAPÍTULO VI EL SEGUNDO PERÍODO INTERMEDIO
    (pp. 273-300)
    Juan Carlos Moreno García

    El final del Reino Medio es, como sucediera con el final del Reino Antiguo, un período impreciso y de difícil delimitación cronológica, donde las fuentes son cada vez más escasas. La transición al Segundo Período Intermedio resulta apenas visible en las fuentes epigráficas o en el registro arqueológico, y el investigador sólo puede constatar que al cabo de un cierto tiempo, cuya duración es objeto de arduos debates entre especialistas, Egipto estaba dividido en diversos centros de poder. En ambos casos, el final de la monarquía unitaria marca el inicio de una época donde se suceden los enfrentamientos, pero también...

  13. CAPÍTULO VII EL REINO NUEVO I: LA CONSTRUCCIÓN DEL IMPERIO
    (pp. 301-388)
    José Manuel Galán Allué

    La ciudad de Tebas era percibida a mediados del siglo XVI a. C. como la capital¹ del sur de Egipto (fig. 8.1). El gobernador de Tebas ejercía su influencia a lo largo del valle del Nilo, desde la primera catarata en Asuán hasta la provincia de Hermópolis en el Egipto Medio, una extensión de unos quinientos kilómetros, con Tebas prácticamente en el centro. Antes de convertirse en capital del reino tras la toma de la ciudad de Avaris y la persecución y expulsión de los hyksos fuera de Egipto, Tebas ya había sido la capital bajo el reinado de Mentuhotep...

  14. CAPÍTULO VIII EL REINO NUEVO II: LA ÉPOCA RAMÉSIDA
    (pp. 389-424)
    José Lull García

    Tras el período de Amarna y la delicada sucesión de reinados posteriores, el último faraón de la XVIII dinastía, Horemheb, que había sido general del ejército desde el reinado de Akhenaton hasta el de Ay, encontrándose sin descendencia optó por elegir como sucesor a uno de sus más fieles compañeros de gobierno, Paramsés, igualmente miembro del estamento militar.

    Paramsés había ido ganando peso en el organigrama político egipcio durante el reinado de Horemheb, pasando por diversos cargos de relieve, como el de «inspector de las caballerizas reales», «enviado real a los países extranjeros», «general», «inspector de las Bocas del Nilo»,...

  15. CAPÍTULO IX EL TERCER PERÍODO INTERMEDIO
    (pp. 425-462)
    José Lull García

    Tras la muerte de Ramsés XI, el poder político se fragmentó en dos partes. Al norte, desde Tanis comenzó a gobernar una nueva dinastía, la XXI, cuyo primer faraón fue Esmendes. En Tebas, el «sumo sacerdote de Amón», Herihor, hizo uso del título real al mismo tiempo que Esmendes. La teocracia que aquél implantara tendrá como forma principal de gobierno el oráculo de Amón. Los gobernantes del norte, en contrapartida, intentarán hacer de Tanis una segunda Tebas. Por ello adoptan la tríada tebana como principales dioses a los que construir templos y otorgar ofrendas.

    Muerto Herihor, el sumo sacerdocio tebano...

  16. CAPÍTULO X LA BAJA ÉPOCA
    (pp. 463-494)
    José Miguel Serrano Delgado

    La toma y saqueo de Tebas por los asirios en el 663 a. C. fueron considerados por muchos como el epitafio de una vieja civilización —la egipcia—, que parecía no iba a volver a levantar cabeza, gobernada como había estado además desde mucho tiempo atrás por una dinastía nubia (la XXV), que en definitiva era extranjera. Sin embargo, en el plazo de cinco o seis años el Egipto faraónico resurgió de sus cenizas, al tiempo que Asiria desaparecía inexorablemente de la historia para nunca más resurgir y los nubios se retiraban a sus tierras de origen (a cientos de...

  17. NOTAS
    (pp. 495-510)
  18. CRONOLOGÍA
    (pp. 511-518)
  19. COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO
    (pp. 519-536)
  20. LOS AUTORES
    (pp. 537-540)
  21. ÍNDICE DE ILUSTRACIONES
    (pp. 541-548)
  22. ÍNDICE ONOMÁSTICO
    (pp. 549-558)
  23. Back Matter
    (pp. 559-559)